martes, 30 de noviembre de 2021

El consumo de cannabis multiplica por dos el riesgo de infarto en los adultos más jóvenes

|

Archivo - Los investigadores de UNM sugieren que el cannabis puede reducir el dolor crónico de los pacientes hasta en tres puntos en una escala de

@EP


Una nueva investigación publicada en el 'Canadian Medical Association Journal' ha demostrado que los adultos menores de 45 años que habían consumido cannabis de manera reciente tenían dos veces más probabilidades de sufrir un infarto de miocardio. Esto para las personas que fumaban de manera ocasional, pues sí eran consumidores frecuentes, la relación era más fuerte. 


Esta es una conclusión a la que se llegó hace algún tiempo, pero los nuevos estudios siguen arrojando una mayor luz a estos resultados. Existe una relación entre el consumo excesivo de cannabis y el infarto de miocardio en personas hospitalizadas. En este último estudio, se ha querido estudiar la frecuencia del consumo de cannabis y el método de consumo con un el riesgo de sufrir el infarto por su edad. 


En el estudio participaron más de 33.000 personas de edades entre 18 y 44 años de edad. De ellos, el 17% declaró que había consumido cannabis durante los últimos 30 días. De estos, el 1,3% de los consumidores y el 0,8 de los no consumidores habían explicado que habían sufrido un ataque al corazón. 


De los consumidores de cannabis, los más propensos eran hombres. Fuman cigarrillos, usan cigarrillos electrónicos y suelen beber grandes cantidades de alcohol, lo que también serían algunos factores extras que añadirían el riesgo de sufrir un infarto. 


"Encontramos una asociación entre el consumo reciente de cannabis y el infarto de miocardio, que persistió a través de una serie de sólidos análisis de sensibilidad. Además, esta asociación fue consistente a través de diferentes formas de consumo de cannabis, incluyendo fumar, vaporizar y otros métodos como los comestibles. Esto sugiere que ningún método de consumo es más seguro que otro en este sentido", ha explicado Karim Ladha, científico clínico del Unity Health Toronto. 


Pese al estudio, los investigadores también han querido remarcar que el estudio proporciona información sobre la relación del consumo de cannabis y el infarto de miocardio, pero que no lo hace sobre el mecanismo biológico de las personas. Según han explicado, se analiza el conjunto de datos del Sistema de Vigilancia de los Factores de Riesgo del Comportamiento. 


"Como adulto joven, es importante ser consciente de los riesgos asociados al consumo de cannabis, especialmente en el clima actual en el que estamos expuestos a una gran cantidad de información errónea y recomendaciones de salud no basadas en la evidencia", ha expuesto Nikhil Mistry, candidato a doctor en la Universidad de Toronto. 


Otro de los médicos que ha participado en el estudio, David Mazer, científico clínico de Unity Health Toronto, también ha querido remarcar la importancia que tiene esta relación y el descubrimiento de la misma. No solo en las personas que consumen cannabis, sino también para los médicos. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH