Una mujer embarazada herida en el tiroteo de Sabadell pierde a su hijo

|

foto 3846040
Zona donde tuvo lugar el tiroteo / @ DiarideSabadell


Una mujer en avanzado estado de gestación ha perdido el hijo que esperaba en un tiroteo este lunes de madrugada en el polígono de Sant Pau de Riu-sec, en Sabadell (Barcelona), y donde cuatro personas resultaron heridas, según han confirmado fuentes cercanas a la ACN. Fuentes policiales han concretado que han oído disparos hacia la una y media de la madrugada de este lunes en la calle de la Serra de Galliners.


Los heridos son tres mujeres y dos hombres, y todos ellos han sido trasladados a diferentes hospitales de la zona. La mujer embarazada se encontraría en el Hospital de Terrassa, aunque el centro no lo confirma de forma oficial. Los Mossos han abierto una investigación para esclarecer los hechos, que se produjeron en el marco de un "botellón".


Por ahora no ha trascendido la identidad de las víctimas, y todavía no se ha podido identificar ni localizar a los agresores. Fuentes del Ayuntamiento de Sabadell ha señalado que la zona donde se han producido los hechos es un espacio donde se suelen hacer encuentros de personas para beber alcohol, una práctica que ha repuntado en los últimos meses.


Por este motivo, prevén trabajar conjuntamente con la propiedad del polígono, Via Sabadell, para incrementar la vigilancia y la seguridad en la zona y evitar allí la concentración de personas de noche, cuando las empresas del entorno, centradas mayoritariamente a la venta de mobiliario y alimentación, están cerradas.


DISPAROS POR TODAS PARTES


Testigos de los hechos relataron cómo vivieron el desenlace de una noche que comenzó como muchas en la zona, en esta ocasión con unas 200 personas, la mayoría de origen latino, según detallan, congregadas en el vial que se encuentra detrás del establecimiento Leroy Merlin. "Empezamos a escuchar disparos, no sabíamos de dónde venían, y todo el mundo huyó corriendo", explica Hugo Silva, que se encontraba con unos amigos en el lugar. Asegura, sin embargo, que no conocen ni las víctimas ni el autor o los autores de los disparos. "Solo veníamos a tomar algo, esto no nos lo esperábamos", lamenta.


Cristina Sugey se había desplazado con su hermano con el mismo objetivo. "Cuando estábamos cogiendo unos cubitos para el combinado empezamos a escuchar disparos y huimos corrientes, unos intentaron incluso saltar a la autopista, y al volver vimos un chico con la camiseta llena de sangre", relata.


Este lunes han vuelto al lugar, esta vez con luz de día, para ver cómo había quedado la zona, donde los servicios de limpieza habían recogido gran parte de los desechos que de madrugada se acumulan.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH