jueves, 21 de octubre de 2021

Montserrat celebra el acto de bendición de su nuevo abad, Manel Gasch

|

La consellera de Justicia, Lourdes Ciuró, el abad del Monasterio de Santa Maria de Montserrat, Manel Gasch, y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès

@EP


El Monasterio de Santa Maria de Montserrat ha celebrado este miércoles el acto de bendición del nuevo abad, Manel Gasch, que ha reivindicado que el monasterio es "siempre la casa de Dios y por lo tanto la casa de todos".


La celebración ha contado con la presencia del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès; la delegada del Gobierno, Teresa Cunillera; la consellera de Justicia, Lourdes Ciuró; la directora general de Asuntos Religiosos, Yvonne Griley, y la presidenta de la Diputación de Barcelona, Núria Marín, así como representantes del Patronat de la Muntanya de Montserrat y de la sociedad civil y eclesiales vinculados al monasterio.


El acto, que ha coincidido con la festividad de los beatos mártires de Montserrat, ha consistido en el rito de bendición, que empieza después del Evangelio, cuando uno de los monjes asistentes del abad elegido se ha dirigido al obispo oficiante y le ha pedido que confiera la bendición.


Este ha pronunciado la homilía, y después Gasch ha hecho la promesa de fidelidad al nuevo ministerio, se ha postrado y la asamblea ha cantado las Letanías de los santos.


El obispo Manel Nin ha pronunciado la oración de bendición, que Gasch ha escuchado arrodillado, y ha recibido los distintivos de su nuevo ministerio: la Regla de san Benito, el anillo, la mitra y el báculo, que significan, respectivamente, el maestrazgo, el amor esponsal por la comunidad, la autoridad y la misión de pastor.


El celebrante ha acompañado el nuevo abad a la cátedra, donde ha recibido el abrazo de los obispos, los abades y los monjes de la comunidad.


Después ha continuado la misa con la liturgia de la eucaristía y Gasch ha dirigido una alocución de agradecimiento en la que ha ensalzado el Monasterio de Santa Maria de Montserrat: "Este santuario es el don que Dios ha hecho en nuestra comunidad y nos sentimos a la vez responsables y agradecidos".


Finalmente el prelado exarca de Grecia ha bendecido la asamblea y se ha cantado el Virolai; la celebración ha ido precedida de un "preludio abacial para órgano" compuesto especialmente para la ocasión por Andreu Diport como ofrenda musical de los Antics Escolans de Montserrat.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH