domingo, 5 de diciembre de 2021

Los problemas cardiovasculares se reducen hasta un 54% con la vacuna de la gripe

|

Una persona se vacuna de la gripe en el centro de Salud de Habana-Cuba, a 18 de octubre de 2021, en Vitoria, País Vasco, (España).

@EP


Aproximadamente el 34% de pacientes que necesitan ser hospitalizados cuando se infectan con el virus de la gripe tienen un problema cardiovascular previo. Es por eso que desde la Sociedad Española de Cardiología (SEC) recuerda a “todos los pacientes con enfermedad cardiovascular la importancia de que reciban esta vacuna porque es la medida más eficaz para prevenir la infección por el virus de la gripe y sus complicaciones”.


Además, de la misma forma en que sucede con el Covid, la diabetes mellitius y la obesidad también son factores de riesgo. Por tanto, aquellas personas que las sufren deben ponerse la vacuna antigripal.


La portavoz de la SEC, la Dra. Amelia Carro, en declaraciones para Catalunyapress señala que saben que “el riesgo de desarrollar un infarto de miocardio durante los brotes de gripe se sitúa en torno al 10% y se mantiene elevado incluso tras el periodo de exposición al virus, de forma que hasta el 6% de los infartos se relacionan con esta infección respiratoria”. Por otro lado, informa de que cuando una persona recibe la vacuna de la gripe, el riesgo de sufrir un infarto a raíz de contraer el virus disminuye nueve veces.


En esta línea, según el SEC hay varios estudios que demuestran que la vacuna antigripal tiene un papel muy importante en la prevención cardiovascular y reduce el riesgo entre un 17 y un 54%.


Gripe


La Dra. Amelia Carro añade: “Esto indica que la eficacia de las vacunas antigripales en la prevención cardiovascular es comparable o superior a muchas medidas de prevención secundaria, como la toma de antihipertensivos, estatinas o el abandono del hábito tabáquico”.


LA VACUNA DE LA GRIPE REDUCE UN 41% DE MORTALIDAD POR TODAS LAS CAUSAS


“La vacunación confiere una ventaja de supervivencia por mecanismos más allá de la prevención de infecciones/complicaciones infecciosas. Esto refuerza la idea de incluir la vacunación antigripal dentro de las medidas de prevención secundaria cardiovascular”, valora la Dra. Carro. 


Lo explica después de los resultados aportados por el estudio IAMI trial, presentado recientemente en el Congreso Europeo de Cardiología. Esta investigación ha concluído que la vacunación contra la gripe reducía un 41% la mortalidad por todas las causas y un 41% la mortalidad cardiovascular, aunque no baja de forma tan significativa la mortalidad por infarto de miocardio o por trombosis de stent.


Así lo han visto después de analizar los casos de personas que llegaban al hospital con la necesidad urgente de realizarse un cateterismo o aquellos que se lo hacían de forman programada. A todos ellos, se les administró la vacuna de la gripe durante el ingreso, fuese o no temporada de vacunación.


Para la cardióloga, "estos resultados resultan impactantes". La reducción del objetivo primario (combinado de mortalidad por todas las causas, infarto de miocardio y trombosis del stent) se reduce significativamente un 28%. Pero al analizar los componentes por separado, en objetivos secundarios, la significación no responde a reducción de infarto de miocardio ni trombosis del stent, sino a reducción de la mortalidad por todas las causas (41%). También hay reducción de mortalidad por causas cardiovasculares (41%). 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH