¿Cómo se mide la dignidad de un país?

Carmen P. Flores

Los efectos de la pandemia del Covid y sus variantes, más ahora la guerra de Ucrania, ha afectado a las personas y a todos los sectores, nadie lo pone en duda. Hay colectivos que se han visto más impactados que otros: la gente mayor, los niños y muchas familias están sufriendo más intensamente la situación. Con este panorama de “grave crisis social”, las distintas administraciones no están dando la respuesta que de ellas se espera: falta planificación, rapidez y concreción, porque al final, las responsabilidades se las sacan de encima culpando a otras administraciones de la falta de eficiencia. 

 

Catalunya, por desgracia, está a la cola en la aplicación de la Ley de la Dependencia, con el número mayor de personas a la espera de recibir la prestación. En ocasiones, cuando se les concede a los interesados, estos por desgracia ya han fallecido ante la impotencia de los familiares que se han estado peleando con la administración correspondiente.

 

En pobreza infantil, los números sitúan a Catalunya a la cola. La pobreza infantil afecta a uno de cada tres menores catalanes, con una tasa del 35% cuando la media europea es del 20%. ¿Dónde está la protección especial que debería darse a los niños y niñas? Según algunos datos, el 80% de estos no saldrá nunca de esta situación sino se ponen en prácticas políticas para erradicar la pobreza infantil.

 

EuropaPress 2508764 gran recapte banc daliments
Banco de Alimentos @ep

En cuanto a la implementación del Ingreso Mínimo Vital (IMV), la propuesta estrella - ¿estrellada?- en estos momentos no llega ni a un 10% de las personas que se encuentran en situación de pobreza severa, que son unas  900.000 personas en Catalunya. Pero también se observa una falta de coordinación entre el IMV y la renta garantizada de ciudadanía con unos requisitos que siguen siendo demasiados rígidos, lo que significa que hay personas que no pueden acceder a esas prestaciones.

 

Con estas cifras, que no hay que olvidar que estamos hablando de personas, ¿no se les cae la cara de vergüenza a los que tienen responsabilidades de Gobierno? Mientras las prioridades no sean las personas, la situación cada vez será más grave. La humanidad va avanzando, es cierto, pero a la vez va dejando por el camino a una parte de la sociedad que está siendo excluida hasta tal punto que no tiene los mínimos recursos para sobrevivir . Situación que la vemos como la más normal del mundo. ¿Será porque no formamos parte de ella? 

 

 No se quien dijo que “la dignidad de un país se mide en cómo tratan a sus pequeños y a sus mayores”. Es una frase que deberían recordar a diario los  políticos, que para eso han sido elegidos. Sin olvidar la parte que le corresponde al resto de la ciudadanía, porque es un problema de todos.

 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.



Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH