Una gala llena de letras y música, homenaje a la figura de Carmen Balcells

|

Carmen Balcells


El Palau de la Música Catalana ha sido el escenario del homenaje a la agente literaria leridana Carmen Balcells, al que han asistido escritores y amigos en un sentido acto en el que se han unido sus dos grandes pasiones: las letras y la música.

 

Han asistido al acto el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle; el expresidente de la Generalitat Pasqual Maragall; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el Premio Nobel Mario Vargas Llosa con su compañera Isabel Preysler -causando un enorme revuelo a su llegada entre la prensa--, los hijos de Gabriel García Márquez Gonzalo y Rodrigo García Barcha, la hija de Juan Marsé, Berta Marsé y el actor Juanjo Puigcorbé.


También han estado los editores Jorge Herralde, Emili Rosales, Ester Pujol y Claudio López; los escritores Eduardo Mendoza, Albert Sánchez Piñol, Alicia Giménez-Bartlett, Miquel de Palol, Juan Cruz y Sergio Vila-Sanjuán entre muchos otros que han llenado totalmente el aforo de la sala.


Con unos cinco minutos de retraso y unas dos horas de duración, el Memorial Carmen Balcells ha empezado con la interpretación de 'My way' a cargo del tenor Antonio Comas, a la que ha seguido la glosa de la agente a cargo de Carme Riera.


Riera ha recordado su generosidad infinita y ha dicho que los escritores siguen notando sus "milagros" comprobando que cuando firman un contrato tiene fecha de caducidad sin cláusulas draconianas.


La autora ha asegurado que Balcells "se adelantó a la ley de propiedad intelectual", y ha avisado de que no es un chiste fácil decir que fue una mujer de mucho peso, un tema del que ella tenía una capacidad de ironizar proverbial.


Después, un vídeo con Mario Vargas Llosa explicando la importancia de su figura ha dado paso a la intervención del propio Premio Nobel de Literatura en el escenario, donde ha empezado diciendo "lo triste que es hablar de una persona querida que ha partido", especialmente una de su generosidad.


CONSPIRACIONES 


Vargas Llosa ha recordado que su obra está diseminada en muchos lugares y a través de las obras de muchos autores, así como a través de "esas conspiraciones" de las que su vida estuvo llena y que llevaron a reformar la legislación.


Ha asegurado que fue una mujer extraordinaria que hizo mucho más que muchas instituciones culturales para cambiar el oficio de su tiempo, ya que "tenía un gran respeto por las palabras cultura y literatura", e incluso sin ella Barcelona no hubiera llegado a ser capital cultural en los años 60 y 70.


Después de que el Quartet Casals interpretara a Franz Schubert, han hablado sobre la agente la escritora brasileña Nélida Piñón -a través de Gloria Gutiérrez, de la agencia-, el poeta Miquel de Palol, y Eduardo Mendoza, que ha recordado algunas anécdotas de la agente: "Se podían escribir volúmenes enteros, anécdotas de todo tipo".


"Carmen siempre estaba deseosa de cumplir y de que alguien reconociera el mérito de su gestión. Muy pocos le dijimos qué bien lo estás haciendo como agente", ha añadido Mendoza, que ha definido la agencia literaria como una máquina perfectamente diseñada.


Gonzalo García Barcha ha leído un fragmento de 'Memoria de mis putas tristes', acompañado al celo con Luis Heras; mientras que Rodrigo García Barcha ha intervenido recordando a la agente como "una persona indefinible" que marcó su infancia y juventud.


Le ha seguido un afónico Joan Manuel Serrat con 'Paraules d'amor', y después su hijo Luis Miquel Palomares ha subido al escenario para despedir a Balcells, haciendo subir también a sus hijas y a los miembros de la agencia.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH