martes, 21 de septiembre de 2021

La cereza más cara crece en Lleida

|

cereza



La empresa Edoa ha enviado sus primeras partidas de la cereza más cara del mundo, la cherry glamour y que crece en Sucs y Almacelles (Lleida), a Madrid, París y Qatar.


La cosecha comenzó el viernes pasado, en las mismas fechas que el año pasado y una semana más tarde que en las campañas anteriores para distanciarse de la producción de la Patagonia.


"Chile y Argentina están alargando más su permanencia en el mercado, hace dos semanas llegaron los últimos embarques a Europa, nosotros nos tenemos que distanciar de ellos", ha asegurado a Europa Press el director comercial de la compañía, Óscar Ortiz.


Edoa envasa sus cerezas con la marca Cherries Glamour en una planta de Fraga (Huesca) a la que lleva la producción de cinco hectáreas en invernaderos de Almacelles y Sucs que llegan al mercado unas cuatro semanas antes que la cereza convencional.


"Tendremos una producción de 35 toneladas este año, y los precios serán similares también a los del año pasado", ha afirmado Ortiz.


En los primeros días venderán cerezas a entre 125 euros por kilo en el caso de la más grandes --del tamaño de una moneda de un euro, 34 milímetros--, hasta cincuenta euros por kilo.


Si se cumplen sus previsiones, cerrarán la campaña con un precio medio de 55 euros por kilo, lo que supondría una facturación cercana a los 900.000 euros.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH