Presentada una reclamación patrimonial a la Generalitat por el suicidio de una interna en la cárcel de Brians

|


El Centro Irídia para la Defensa de los Derechos Humanos ha presentado una reclamación patrimonial al Departament de Justícia por el suicidio de una interna en la cárcel de Brians, producido en abril de 2015. Se trata de Raquel E.F., una interna de este centro que se quitó la vida después de pasar por un Departamento Especial de Régimen Cerrado (DERT) y de denunciar en sus comunicaciones supuestos abusos por parte de funcionarios de prisión.


Irídia, que ha presentado la reclamación en nombre de la hija de la difunta, quiere que la Generalitat asuma "su responsabilidad a raíz del suicidio de Raquel" y que la Administración catalana "inicie un proceso de reparación que lleve a revisar el uso de los regímenes de aislamiento".


Por su parte, a preguntas del Anuario, el director general de Servicios Penitenciarios, Amand Calderó, ha afirmado que la dirección general tiene abierta una investigación interna sobre el caso y asegura que se están analizando los DERT "para mejorar la eficacia del tratamiento y reducir el tiempo que un interno esté en régimen cerrado".


Mientras que la legislación penitenciaria recoge que los internos en régimen cerrado están ahí "como consecuencia de su peligrosidad extrema o de su manifiesta inadaptación a los regímenes ordinario y abierto", colectivos en defensa de los derechos humanos denuncian que, en la práctica, estos departamentos funcionan como espacios de contención donde se vulneran los derechos de los presos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH