domingo, 17 de octubre de 2021

642 internos de cárceles estuvieron en régimen de aislamiento durante el 2015 en Catalunya

|


La Coordinadora Catalana para la Prevención y Denuncia de la Tortura ha desvelado este lunes que 642 internos de cárceles catalanas estuvieron en régimen de aislamiento durante unos días o meses mientras cumplían condena a lo largo del 2015.


El abogado y miembro de la Comisión de Defensa del Colegio de Abogacía de Barcelona, Josetxo Ordóñez, lo ha explicado en rueda de prensa de la Coordinadora, que ha presentado el informe 'El aislamiento penitenciario desde una perspectiva de Derechos Humanos' basado en informes de la web de la Dirección de Servicios Penitenciarios.


"De estos presos, se ha informado de 1.044 incidencias relativas a lesiones sufridas dentro de este régimen", según Ordóñez, y ha añadido que estas incidencias incluyen 55 lesiones graves y 989 leves durante el año pasado, y que la sanción de aislamiento se impone a uno de cada cuatro internos.


El letrado ha dicho que en 2015 hubo 53 muertes en las cárceles de Catalunya, 24 de ellas estando el preso en la cárcel y, las 29 restantes, estando fuera por diferentes motivos: libertad condicional, salida o ingreso hospitalario, entre otros.


Según Ordóñez, esta tasa supera la media europea, que registran 28 internos muertos por cada 10.000 habitantes, mientras que en Catalunya hay 62 por cada 10.000.


RIESGOS PSICOLÓGICOS


La psicóloga del centro por la defensa de los derechos humanos Irídia, Irene Santiago, ha alertado de riesgos del aislamiento: irritabilidad, miedo a muerte cercana o inminente, pérdida del deseo de vivir, sentimiento de ira e impotencia, agresión contra uno mismo, distorsiones de la percepción, desorientación, pérdida de memoria, delirios de persecución, automutilación y suicidio, entre otros.


Santiago asegura que la propia estructura --como las dimensiones de la celda, el no contacto humano, las pocas horas en el patio de la cárcel y la privación del sueño o de líquidos-- ya genera daño a la psique, pero los efectos se agravan con el trato inhumano: "Como se está llevando en Catalunya, rompe y ataca a la dignidad".


"Nos encontramos ante una deshumanización. Provoca una ruptura interna que deja marcas muy profundas que dificultan la posterior rehabilitación en la sociedad", ha añadido.


GRUPO PARLAMENTARIO


La portavoz de la Coordinadora Catalana, Lluïsa Domingo, ha pedido crear un grupo de trabajo parlamentario sobre el uso del aislamiento y sus consecuencias, para cuestionar su funcionamiento y utilidad.


También ha pedido cámaras en las cárceles catalanas y que se permita el acceso a las prisiones de las organizaciones de protección de los derechos humanos que forman la Coordinadora, "para llevar a cabo su trabajo, modificando la actual política restrictiva hacia estas organizaciones".


Domingo ha asegurado que se trata de una petición de hace un año y que de momento no ha obtenido ninguna respuesta positiva, y ha subrayado la necesidad de acabar con "estos espacios tan poco transparentes".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH