'The Economist' critica las multas de la Generalitat a los comercios que no traducen al catalán

|



Hasta 'The Economist' ha puesto el grito en el cielo este lunes por las multas lingüísticas que aplica la Generalitat de Catalunya a aquellos comercios que no traducen el material a disposición de los clientes en catalán.


Se trata de sanciones que han ido 'in crescendo' desde que ha tomado aire el impulso soberanista en los últimos años. A lo largo del 2014, 57 empresarios catalanes recibieron una multa de 51.300 euros. En el 2015, 68. Según 'The Economist', este año la han recibido (de momento) casi un centenar.


Este medio revela varios casos, como por ejemplo el de un vendedor de pisos de Barcelona sobre quien recayó una multa de mileuros o un vendedor de muebles que tuvo que enfrentarse a una sanción de 1.260 euros.


'The Economist' concluye: "Obligar a las empresas a traducir cada comunicación pública a un idioma local con unos pocos millones de habitantes puede ampliar su atractivo para algunos. Para otros, tiene el efecto contrario". Se trata de una crítica muy directa a la política de Puigdemont de intentar internacionalizar el independentismo catalán y tranquilizar a los inversores que quieren poner un pie en Catalunya.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH