Llega el verano, ¿es buen momento para operarse?

|

20590190 xxl


Llega el calor y hay ganas de playa. Ya no hace falta salir abrigado de casa y el que más o el que menos quiere estrenar el traje de baño que se ha comprado. Para muchas personas, es momento de lo que se suele llamar 'operación bikini'. Llegan los reparos por enseñar el cuerpo porque hay algo que no nos gusta y nos gustaría cambiar.


Siempre hay quien hace de la necesidad un negocio y están dispuestos a aprovecharse. En los últimos años han proliferado empresas que garantizan cirugías 'mínimas', o 'poco invasivas', con 'resultados garantizados' y con 'facilidades de pago'. Lemas que suenan muy bien pero que están lejos de ofrecer los resultados que prometen.


Frente a esto, existen centros que ofrecen la seguridad y profesionalidad de sus especialistas, que anteponen una praxis impecable y profesan un gran amor y pasión por su profesión, la cirugía plástica.


CatalunyaPress se ha acercado a una de las clínicas con más renombre del país, el Centro Médico Teknon, para hablar con dos profesionales de esta especialidad, los doctores Armando López y José María Palacín, ambos facultativos con una larga carrera y la experiencia que les ha dado haber realizado miles de intervenciones.


Con ellos veremos algunos aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de decidir someterse a una intervención estética. Comprobaremos también que, lejos de la frivolidad que el mundo de la televisión, el cine y las revistas del corazón han transmitido en torno a la cirugía plástica, lo cierto es que en la mayoría de los casos son intervenciones dirigidas a corregir problemas que poco o nada tienen que ver con la vanidad.


Lopez Palacin Teknon

De izq. a der., los doctores Armando López y José María Palacín


EL VERANO SE ACERCA, ¿ES UN BUEN MOMENTO?


No cabe duda de que cuando se acerca el verano aumenta la preocupación por el aspecto. Y sí, hay un repunte en la demanda de intervenciones de cirugía estética. Y a la hora de someterse a una intervención hay que tener en cuenta algunas consideraciones.


Como indica el doctor Armando López, “tras una operación, hay que evitar que los rayos del sol incidan directamente en una cicatriz. Los vendajes y fajas hay que llevarlos alrededor de un mes tras la operación. Pero la protección de las cicatrices a los rayos solares se debe alargar por lo menos durante un año".


Sin duda, cuestiones a tener en cuenta en una época en la que hace calor y apetece broncearse. “El sol irrita la cicatriz y la estimula negativamente, haciendo que cicatrice mal y que su coloración cambie", añade el doctor José María Palacín. Por eso es muy importante tomar precauciones.


No debemos obviar que toda intervención implica un proceso de recuperación. Muchas intervenciones exigen un postoperatorio que implica llevar, por ejemplo, una faja durante algunas semanas, por lo que es interesante ser previsor. Porque una persona estará más cómoda llevando una faja cuando hace más frío que durante el verano.


Otras operaciones tienen postoperatorios menos engorrosos y el paciente se puede adaptar. Por ejemplo, en una cirugía de aumento de pecho, una mujer puede disfrutar de la playa tomando algunas precauciones, como usar un bikini oscuro, por ejemplo.


"Tener que estar tres semanas con una faja que no es precisamente de los más estético. Por eso es comprensible que las pacientes apuesten por las intervenciones con algo de antelación" señala el doctor López. “Por eso nosotros aconsejamos las intervenciones en épocas más confortables, pero muchas veces pueden más otro tipo de necesidades u obligaciones, como son las laborales o familiares", argumenta el doctor Palacín.


LA CIRUGÍA ESTÉTICA NO TIENE ESTACIONALIDAD


A pesar de que existe un incremento en la demanda de intervenciones en esta época, ambos profesionales señalan que, contrariamente a lo que se suele decir, tampoco se puede hablar de una estacionalidad.


"Las estadísticas nos indican que la gente se organiza en función de su agenda y no tanto por la época del año ni por el tipo de intervención como pensábamos", continúa el doctorPalacín. "Hemos comprobado que, cuando alguien se plantea hacerse una intervención estética, la quiere hacer ya. Muchas veces les cuesta dar el paso, se lo piensan. Pero cuando toman una decisión, se operan en un plazo no mayor a un mes. Y no les importa no poder bañarse o tomar el sol en el mes siguiente".


Hay más factores que influyen en la disposición de los pacientes a operarse y que no tienen que ver con la 'operación bikini'. Es la disponibilidad, o sea, si tienen tiempo o no para hacerla y pasar el postoperatorio.


Así, estos especialistas señalan que hay un número importante de pacientes que se operan ahora y aprovechan la época de vacaciones para recuperarse. De esta manera evitan, por ejemplo, tener que pedir una baja en el trabajo. O también hay casos en los que las pacientes aprovechan que sus hijos se van de colonias para operarse y pasar el postoperatorio más tranquilas.


“EL 80 POR CIENTO DE NUESTROS PACIENTES SON MUJERES”


Aunque cada vez son más los hombres que se someten a algún tipo de cirugía estética, la inmensa mayoría de pacientes son mujeres. Estos especialistas han detectado que en los últimos años se han ido igualando las intervenciones ligadas con el envejecimiento facial. Ambos sexos valoran mejorar su aspecto y evitar tener el aspecto de cansados que confieren las arrugas, las ojeras o las bolsas en los ojos.


El embarazo representa el hecho diferencial en la demanda de intervenciones estéticas entre ambos sexos. El doctor López apunta que “el 80 por ciento de nuestros pacientes son mujeres”. Las mujeres experimentan una serie de cambios físicos que hacen que quieran cambiar algo de su cuerpo. Tener hijos modifica las caderas, el abdomen, las mamas... Después de estos cambios, hay mujeres que no se aceptan, que no aceptan estos cambios.


Precisamente las mamoplastias son las intervenciones más demandadas. Ambos profesionales señalan que el aumento mamario es una de las cirugías que más se realizan en los últimos años. Los resultados son francamente buenos porque hay ya muchos años de experiencia en este tipo de intervenciones.


NO TODO SON AUMENTOS DE PECHO


En todos sus años de carrera, por las manos de estos dos cirujanos han pasado muchos casos. Y contrariamente a lo podríamos pensar en un primer momento, la cirugía estética es mucho más que ganar unas tallas de pecho.


“No todo es poner prótesis. Dentro de la cirugía mamaria hay muchos tipos de intervenciones: no solo para aumentar pecho, también para su reconstrucción, corregir malformaciones, hipertrofias mamarias, etc.”, puntualiza el doctor López.


“De hecho” --continúa-- “hay muchísimas pacientes que tienen un exceso de mama. Volviendo a lo que comentábamos antes, el problema de muchas mujeres era la playa, les daba vergüenza ir por el tamaño de sus pechos. Después de someterse a una reducción mamaria y tomando las precauciones antes dichas, han podido ponerse un bikini, o una camiseta sin sujetador, disfrutar del verano, algo que no se atrevían antes”.


Y añade el doctor Palacín que “hay un porcentaje bastante alto de mujeres que tienen mamas con malformaciones. Son síndromes constrictivos que hacen que los senos tengan forma como de pera, son mamas tubulares o tuberosas. Este es un grupo importante y bastante desconocido”.


Son casos que suelen esconder. “A veces ni siquiera los padres saben de este síndrome. Son chicas que jamás se desnudan en un vestuario, siempre tienen excusas para no ir a la piscina u otros sitios donde las puedan ver desnudas”, señala el doctor López. “Les cuesta mucho dar el paso y contar el problema. Se sienten mal, como bichos raros”.


Este especialista señala que se trata de un síndrome más frecuente de lo que la gente piensa “y de lo que nosotros mismos pensábamos. Requieren cirugías complejas. El doctor Palacín tiene una técnica publicada, que aquí usamos y que funciona muy bien. Se necesita en primer lugar un buen diagnóstico. En muchos casos si se acude a cirujanos sin la debida experiencia, realizan un mal diagnóstico, deciden poner unas prótesis y se acaban por agravar el problema”, añade.


“Debemos pensar una cosa --continúa el doctor Palacín-- y es que poner una prótesis significa que una mujer tendrá lo que ya tenía, pero más grande. Un pecho pequeño, con una forma extraña, al que se le pone solamente unas prótesis tendrás como resultado un pecho más grande y con el defecto más exagerado”.


Por eso, ambos doctores insisten en que lo mejor que se le puede recomendar a alguien que quiera someterse a una cirugía estética es que consulte a un profesional cualificado.


43695106 xxl


INTERVENCIONES MINI, RESULTADOS MINI


Toda intervención quirúrgica entraña un riesgo e implica un postoperatorio. Pensar lo contrario sería engañarse. "En los últimos años se han puesto de moda coletillas como lo de 'mínimamente invasivo', promesas de resultados rápidos... Hay que ser realistas. Si haces una intervención mínima, el resultado será mínimo", argumenta el doctor Palacín.


"Detrás de estas etiquetas de 'mínimo' hay casi un timo. La cirugía es cirugía. Si el defecto es grande, la intervención tendrá que serlo también. Eso de que alguien se opere y pueda hacer 'vida normal' prácticamente al día siguiente es falso. Los milagros no existen”, remacha.


Como comentamos al principio, hay gente que se plantea hacerse algún retoque en esta época porque quiere lucir bien en la playa o piscina, le entran las prisas y se fía de los camelos publicitarios que prometen magníficos resultados en tiempo récord y sin necesidad de recuperación.


"Hay personas que se dejan engañar porque acuden con el deseo de que les digan que la intervención será fácil, mínima y que además va a ser muy barato. Y hay gente sin escrúpulos que se aprovecha”, alerta el doctor Palacín.


Y pueden pasar dos cosas: que en realidad no le hagan casi nada o, en el peor de los casos, no les expliquen fielmente cuáles serán las consecuencias de la intervención". “Tras una intervención hay un proceso de recuperación inevitable. Y es muy importante que se haga bien", insiste el doctor López.


"ES MUY FÁCIL JUGAR CON LA ILUSIÓN DE LAS PERSONAS"


Ambos doctores se lamentan de que en su profesión hay muchos vendedores de humo. "En esta profesión si no hay una gran honestidad, es muy fácil jugar con la ilusión de las personas".


Y son muy contundentes con los sistemas de franquicias cada vez más comunes en España. Esto no es una industria, pero se ha transmitido eso a través de la publicidad engañosa y de la imagen que se dan en los medios”, señalan.


Ambos alertan de que las franquicias pretenden transmitir una sensación de facilidad, de que las intervenciones son siempre sencillas, baratas y que siempre salen bien. “Eso es engañar”, añade el doctor Palacín, que se muestra muy contundente: “Y lo triste es que eso lo permite nuestra legislación. No puede ser que en negocios médicos se metan empresarios que no lo son. Y si su objetivo es ganar lo máximo, repartir dividendos, etc., pues recortarán de cualquier sitio. Y esto afecta a la calidad”.


No en vano, estos especialistas advierten que la cirugía estética es medicina y los sistemas de franquicias no siempre ofrecen todas las garantías: “No se respeta todo el proceso, no hay una correcta exploración, ni diagnóstico ni explicación de cómo será la intervención y el postoperatorio. Ni se explican los límites y lo que se puede esperar del resultado”, critica el doctor Palacín.


El doctor López destaca además que “uno de los problemas más grandes en este tipo de franquicias es que habitualmente el cirujano que va a realizar la intervención no vea a la paciente. La ve un comercial, que la deriva al especialista. Tampoco ven a la paciente en el postoperatorio. A veces se trata de médicos que no tienen la formación ni la experiencia deseables”.


“Si por delante de todo eso solo está el negocio, el margen de beneficio que le va a quedar al empresario, es muy fácil que alguno de esos pasos falle y nos encontremos intervenciones que no son correctas”, señala el doctor Palacín.


Ambos destacan que su profesión es muy artesanal y que cada caso precisa de una atención especial, personalizada. Por eso hay que ponerse en buenas manos.


Si hay algo que se puede apreciar es que estos especialistas del Centro Médico Teknon es que son dos profesionales a los que les gusta lo que hacen, que viven su profesión y que están orgullosos de su trabajo. Por eso transmiten sus conocimientos con pasión y tienen un riguroso compromiso con la calidad y la ética profesional.


Así que si estás pensando en someterte a algún tipo de intervención estética, apuesta por la calidad y la tranquilidad de saber que estás en buenas manos. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

LO MÁS LEÍDO

logo insolito
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH