Mas asume que el esperado desplome de CDC el 26J debilitará a Puigdemont

|

AM 4


Que Convergència está de capa caída lo sabe todo el mundo. Y lo sabe --y reconoce-- el propio partido, que anticipa la continuación de su desplome --que electoralmente comenzó el 20 de diciembre con las pasadas elecciones generales-- el próximo 26J. Es por eso que el expresidente de la Generalitat y líder de CDC, Artur Mas, ha avisado este martes de que un mal resultado de su formación este domingo "debilitaría" el liderazgo de su sucesor en el Govern, Carles Puigdemont.


"No le podremos pedir a Puigdemont según qué liderazgos si el partido que representa" no obtiene un buen resultado, ha recalcado en un acto sobre cultura en el Palau Requesens junto al conseller Santi Vila.


Por eso, ha reiterado la necesidad de reforzar a CDC, al considerar que es quien más ha dado la cara, y que ello permitirá apuntalar la figura de Puigdemont: "Es a él a quien pediremos que en los momentos de verdad se la juegue, como se la ha jugado con la cuestión de confianza".


Es más, ha argumentado que hay que reforzar el liderazgo del presidente catalán en todas las ocasiones en que haya urnas porque, en su opinión, se necesita una CDC fuerte en los ayuntamientos, en el Parlament y en Bruselas.


Según Mas, su partido se la está jugando "sin partidismos ni cálculos electorales" y ha reiterado que la independencia no será posible sin CDC.


Vila ha situado la cultura como la vertebradora de todas las políticas públicas y con acento social del Govern, y ha acusado al Estado de hacer "caso omiso del TC cuando se le ha dicho que Catalunya tiene competencias propias" en este sector.


"No nos podemos permitir seguir vinculados a unas políticas para equipamientos culturales que son lesivas", ha añadido.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH