Los británicos deciden su futuro en un histórico referéndum

|

Brexit 5


"¿Debe el Reino Unido permanecer como miembro de la Unión Europea o debe abandonar la Unión Europea?", es la pregunta a la que se enfrentan este jueves 46 millones de británicos en un referéndum histórico. Las opciones, claras y opuestas: permanecer o abandonar. 


En la consulta pueden participar los británicos mayores de 18 años, los ciudadanos irlandeses y de la Commonwealth residentes en el Reino Unido así como los británicos que viven en el extranjero desde hace menos de 15 años. 


Para que el referéndum sea válido no se necesita una participación mínima, únicamente una mayoría simple para que el resultado se considere. 


Los centros electorales llevan abiertos desde las 7 de la mañana (hora local) y cerrarán a las 22 horas locales (23 horas en la España peninsular). A partir de ese momento empezará el recuento de papeletas por regiones y se enviará el resultado al Ayuntamiento de Manchester, el lugar elegido para anunciar el resultado final. Será aproximadamente a las 5 de la madrugada cuando se empiecen a ofrecer resultados con un escrutinio clarificador. 


PAÍS DIVIDIDO


David Cameron, el primer ministro británico, reiteró su mensaje patriótico: "los británicos no huyen". Por su parte, los euroescépticos apelaron al corazón de los indecisos para convertir el 23 de junio en "el día de la independencia" británica. 


De este modo, este jueves se enfrentan en las urnas dos argumentos: la economía, que pocos niegan ya que sufrirá si el país abandona la UE y la inmigración, cuyo impacto se ha revelado como el gran tema latente en la sociedad británica. 


Este viernes por la mañana, cuando finalice el recuento, se sabrá si los británicos han escuchado a los agentes económicos que abrumadoramente alertaron de los riesgos del Brexit o si, por el contrario, prefieren sacrificar el bolsillo con el fin de alcanzar el objetivo de controlar sus fronteras. 


Sin ninguna duda, la gran cita ha quedado marcada por el asesinato hace una semana de la diputada laborista y proeuropea Jo Cox, a manos de un vecino que se declaró "activista político".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH