domingo, 17 de octubre de 2021

La corrupción como arma de supervivencia

|


Una Família Indecent

La corrupción como arma de supervivencia es una característica común de todos los personajes del espectáculo 'Una família indecent', que se estrenará el 22 de julio en el Teatre Gaudí, como ha explicado este miércoles el autor de la obra, Ever Blanchet.


Según el autor, lo que ha querido explicar es la decadencia más absoluta con la única intención de divertir a la gente con la 'podredumbre', como él llama a las situaciones que se viven hoy en día en cualquier familia debido a la crisis y a la precariedad y título original de la obra.


Blanchet afirma que la obra tiene ocho años pero que se ha dado cuenta de que es un tipo de obra que aún está vigente y esto se nota en algún guiño a la actualidad catalana; en el escrito original salían Pasqual Maragall y Xavier Trias cambiados ahora por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.


La obra, escrita en tono de comedia, enseña que la vida es mucho más fácil para unos que para muchos otros, algo que intentan hacer sus cuatro protagonistas a base de aprovecharse del que tienen al lado y con sus diferentes formas de ser corruptos.


"COSAS QUE SON VERDAD"


El director Miquel Murga apunta que es muy fácil reconocer a los personajes o a la ciudad y que se ha encontrado con "unos personajes que puedes coger con pinzas" pero que a través de ellos se descubre una realidad, como por ejemplo, que el yerno está empecinado en clausurar la Sagrada Familia porque no tiene licencia de obras.


Lo que parecen situaciones hipotéticas y sacadas de contexto son, según el director, "cosas que son verdad, el público ríe de las desgracias", uno de los personajes más cómicos es el papel de Clàudia, la madre --Iraida Sardà--, una mujer que tiene dos hijas, jubilada, que se encuentra muy sola y que no soporta a su yerno, para pensar menos y pasar el rato se ayuda de la ratafía, a la que considera su salida.


La hija mayor quiere quedarse embarazada de su jefe para poder hacerle chantaje y la hija pequeña es capaz de hacer cualquier cosa, hasta prostituirse, por poder cumplir sus deseos, una moto en este caso, todo esto en medio de una ciudad sacudida por la crisis y en la que lo único que quieren hacer sus protagonistas es sobrevivir.


Estas situaciones surreales no hacen más que confirmar que la realidad supera a veces la ficción, pues según el autor, la risa es un poco agridulce porque es tan duro y real que el público se puede sentir identificado.


Blanchet reconoce que el desaparecido Pepe Rubianes hubiera sido un protagonista perfecto para esta narración de la que dice que será "el teatro infantil del futuro"; la obra estará en el teatro catalán --por el momento-- hasta el 18 de septiembre.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH