Hay demasiados Povedas

Manuel Fernando González Iglesias

Antoni Poveda


Me llega a redacción una nota de prensa del PSC del Baix Llobregat que, para los que me leen en otras zonas de España, les he de aclarar que es una de las tres Federaciones más potentes de los socialistas catalanes. En el texto oficial se nos comunica que el primer secretario y alcalde de Sant Joan Despi, Antoni Poveda, es de nuevo el único candidato que se presenta a la reelección, y que por lo tanto, a partir de ya, como se dice textualmente en la nota "el precandidat haurà de recollir un mínim de 297 avals abans del día 12 de desembre a les 12h, per tal de ratificar la seva candidatura".


O sea, para entendernos, los socialistas catalanes no tienen en el cinturón rojo mejor candidato que el intrigante Poveda para conseguir mejorar su deterioro electoral y, sobre todo, para renovarse políticamente en un territorio en el que Podemos le ha ganado una par de veces ya, Esquerra ha crecido espectacularmente y Ciudadanos se les está llevando sus votantes de centro.


Claro, que yo ya entiendo a Poveda tras 24 años sin bajar del cargo: quiere agotar su último mandato antes de jubilarse. Y para ello necesita un lugar político desde el que mangonear y traicionar a quienes le han protegido políticamente. Si no me creen, pregúntenle a Miquel Iceta por su querido amigo, que como ideólogo de la alcaldesa Parlón, programó una campaña sucia intentando descabalgar a su compañero del alma porque, al parecer, él y sus amigos no podían "controlarlo".


Poveda es un ejemplar genuino de lo que es un político profesional, que no sabe lo que es levantarse a las seis de la mañana para ir al tajo, ni tampoco empresa privada en la que haya conocido cualquiera de sus habilidades laborales. Si miran su currículo, se llevarán las manos a la cabeza y dirán aquello tan manido de "¡en qué manos estamos!". Su carnet de periodista es un engaño, puesto que se lo ha dado el Colegi --¡Dios le perdone!-- porque siempre ha estado por detrás conspirando para que el Decano o Decana fueran de su cuerda ideológica, y no por los fastuosos artículos que haya escrito. O sea: que es un timo.


Estoy seguro que el viaje de las últimas horas de Iceta a Sevilla para caciquear con la presidenta andaluza y arruinarle la vida a Pedro Sánchez, tendrá que contar con la complicidad de este personaje siniestro y maquiavélico, que no dudará ni un minuto en dejar a su primer secretario en evidencia, si él o sus cómplices actuales no sacan provecho personal de "la nueva situación".


Así las cosas, y viendo que Antoni Poveda va a resultar reelegido primer secretario del PSC en el Baix Llobregat --porque ninguna ni ninguno han tenido el valor de dar un paso adelante por si se quedaban sin "el cargo"-- le felicito con "escaso" entusiasmo y le dejo como ejemplo para todos los votantes socialistas españoles de por qué el PSOE y el PSC está perdiendo votos, elección tras elección, sin que sus dirigentes encuentren las causas a tanto desafecto.


Para este periodista está claro: ¡Hay demasiados Povedas!

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH