miércoles, 16 de junio de 2021

Falta una filosofía global

Josep Pons

Directiva fc barcelona


No costaría nada que el Fútbol Club Barcelona ofreciera una imagen diferente a la que actualmente ofrece su gestión y que sólo salva el mejor tridente de la historia del fútbol.


Son demasiados los casos en los que el club se ve afectado, lo cual puede ser inevitable teniendo en cuenta la muchísima gente que querría apoderarse de él. Lo que sí es evitable es la falta de respuesta adecuada a los problemas que van surgiendo día a día. 


No cabe duda de que falta construir y definir una filosofía de club con unos sólidos y claros valores reales, unos objetivos bien definidos y una doctrina global que permita un discurso que puedan ofrecer sus componentes sin que se produzcan contradicciones tan lamentables como los que se han producido la semana anterior.


El error proviene de la carencia de definición de los puntos anteriores, en los cuales vemos que ha intervenido excesiva gente de perfiles ajenos a las necesidades y que lógicamente producen la necesidad de continuos cambios que, de continuar en la misma operativa, no solucionarán absolutamente nada. Hay que invertir la fórmula.


Es el presidente, con personas de máxima confianza que compartan una visión, quienes construyan o esbocen una filosofía que deben confeccionar ellos mismos, con una hoja de ruta y un plan de acción a seguir. 


Por supuesto contratando, si no están en la junta o en el club, a los mejores expertos para que perfeccionen esta filosofía --que se puede definir como la columna vertebral del club-- clara, sólida y eficiente y que aleje para siempre esta sensación de desgobierno por delegación inadecuada.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.



Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH