jueves, 19 de septiembre de 2019

No tenéis vergüenza

|

ClemJjbUYAEuZOS


Llevo rato pensándolo. Realmente, el hito conseguido anoche por Tom Brady merece, cuando menos, mención y reconocimiento, pues estamos hablando del mejor Quarterback de la historia de la NFL, con cinco anillos de campeón de la Super Bowl, este último logrado en una remontada histórica que le consolida aún más como uno de los mayores ganadores de la historia de los deportes de equipo.


Pero llevo rato pensándolo.


Llevo rato pensando en la hipocresía mundial que existe alrededor de este evento y de este deporte en general. Pensando en la tirria tan absoluta que corroe al seguidor habitual del fútbol americano, que sabrá más o menos, pero está ahí domingo tras domingo, y no se aprovecha de la situación para generar una expectación falsa y ‘wannabe’.


Llevo rato pensándolo. Cada Febrero, en cada Super Bowl, abrir el Twitter y ponerte a leer equivale a llorar sangre. Medios de todo el país amanecen con un ambiente de celebración lamentable, y ya dejan entrever que el día promete, mostrando un nivel de traducción vomitivo y un conocimiento general del deporte patético. Me imagino al jefe de la redacción de deportes “a ver, eh… tú mismo, hoy me haces la Super Bowl”. Hala. Y ya está. Y ese ‘pieza’, ni corto ni perezoso, se infla a Google Translator y a decir sandeces.


He llegado a leer que la final la jugaban los Patriots y los Steelers. Tal cual. Más grave de lo que parece. He llegado a leer “Tercera y fuera para los Patriotas”, refiriéndose a un ‘three and out’, momento en el que el ataque no consigue avanzar diez yardas en tres intentos y se ve obligado a chutar el balón. Pues a eso, Google Translator le llama tercera y fuera. Porque es Google quien lo hace, ¿no? No se puede ser así de tonto… ¿no? He llegado a leer “receptor abierto” refiriéndose a un ‘wide receiver’. No me fastidies, hombre. He llegado a leer “entrenador en cabeza” para referirse al ‘head coach’. Vale ya, por favor. Ya está bien. Luego nos preguntamos por qué España es tan lerda. Porque lo poco que vale de este país, o está callado en su casa, o simplemente no está.


Llevo rato pensando en la poca personalidad que hay que tener para ser incapaces de, faltos de fiestas propias “que molan” o están de moda, se tengan que copiar las de otros países. Que si la Super Bowl, que si Halloween, que si los Oscar, que si los Grammy. Pero luego, todos a cagarse en los americanos, y que “qué tontos son eligiendo a Trump”. Hipócritas. Solo falta comprar pavo cada Noviembre y celebrar Acción de Gracias. Y como si tuviéramos un presidente mejor.


Llevo rato pensando en la imagen tan lamentable que ofrecen las personalidades de nuestro país, todo ese elenco de personalidades del candelero y la fama, con sus tuits, sus camisetas compradas media hora antes, colgando fotos y que “ya estamos listos para la Super Bowl”. Y que “me encanta cómo juega Jones. Siempre lo hace bien”, como si lo conociera de algo, o hubiera visto más que los anuncios y tráiler protocolarios antes del partido. Como si supiera que lo que acaba de ver es un concept route, quebrando hacia la línea de banda en el momento justo para hacer ineficaz el double coverage, y no “hala, cómo la coge, ¿no?”


Solo llevo rato pensándolo. Brady. No me gustas, pero eres el mejor. El mejor, y punto. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH