Rajoy, Puigdemont y el papelón de Munté

Carmen P. Flores

Parlament 15


Cuando el primer periodista, en la rueda de prensa posterior a la reunión del ejecutivo catalán, preguntó a Neus Munté, portavoz del Govern, si el presidente Puigdemont se había reunido con el presidente Rajoy, ella lo negó. Cuando el segundo y el tercero le hicieron la misma pregunta, Munté lo volvió a negar hasta tres veces. A todos los periodistas presentes se nos quedó cara de idiotas.


Pero he aquí que, a las pocas horas, el "gallo" La Vanguardia cantó. La profecía de traición bíblica se había cumplido. Con el símil de negación de Jesús por parte de Pedro, la "Biblia" enseña a ser honestos con la realidad y a llamar a las cosas por su nombre. En política, es todo lo contrario. Mentir deliberadamente para que no se conozca la verdad, ya que esta puede ser raramente creíble.


Ante estos hechos, la credibilidad de la Sra. Neus Munté ha volado por los aires. "Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que, de ahora en adelante, ya no podré creer en ti", decía Nietzsche.


Algunos afirman que la portavoz  Munté era desconocedora de la reunión, ¿se lo creen?, si fuera así, lo mejor que puede hacer es presentar su renuncia y marcharse a su casa por la nula confianza que le tiene su Presidente. Si lo sabía pero ha mentido reiteradamente a los periodistas, pues lo mismo, que dimita como portavoz porque nadie está libre de mentir, lo malo es hacerlo reiteradamente y con énfasis. Ella lo ha hecho y 'la de villadiegos' es su salida más digna. Como nadie dimite, ella tampoco lo hará.


Aquí, los dos socios de gobierno, ERC y el Partido Demócrata -antigua Convergencia- se hallan inmersos en sus precampañas. Mientras Junqueras hace la "guerra" por su cuenta, Puigdemont no se queda atrás, aunque, como él mismo ha dicho, no aspira a encabezar ninguna lista. Eso se lo deja a su padrino Mas, que hace ya algunos días empezó con su "campaña" personal hacia ninguna parte. Algo así como una huida hacia delante si tenemos en cuenta que está pendiente de una probable inhabilitación, por mucho que él lo quiera disimular.


Los encuentros entre miembros de los dos gobierno han existido. Eso sí, sin los resultados esperados por la posición de Puigdemont de no renunciar a la consulta y la de Rajoy de no dar lugar a ese tema. El resto de puntos a discutir, no se llegaron a tocar.


En cambio Junqueras, cuya relación con la vice, Sáenz de Santamaría es buena, puede que consiga unos cuantos miles de millones extras, que se adelanten las obras del corredor mediterráneo y algunas cosas más. Lo veremos. Junqueras trabaja para Junqueras, que nadie lo pierda de vista.


Como en el teatro, no hay que perder la expectación, que aquí, en política, nada es lo que parece, sino todo lo contrario. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH