"Carlos Ruiz, eres un delincuente"

|

Purificación González.- Esta frase es la que le regalaría Alfonso Fernández al alcalde de Viladecans si ganara la querella penal que le ha interpuesto tras sufrir un acoso laboral continuado. Cabe señalar que este vecino del municipio, de 60 años, contaba con un expediente profesional inmaculado de veinte años como Jefe de la Policía Local de Viladecans hasta que fue elegido alcalde Carlos Ruiz; quien, nada más tomar posesión de su cargo, le pidió con cajas destempladas que abandonara su puesto, sin explicación alguna. Negarse supuso para Alfonso sufrir una persecución laboral salvaje, que le ha llevado a una incapacidad absoluta permanente. Ahora se ha querellado contra Carlos Ruiz con el objetivo de que éste sea expulsado como alcalde por la Autoridad Judicial, y para que todo el mundo sepa que hay límites que no se pueden superar.

--¿Por qué has presentado esta querella?
-- El motivo ha sido la respuesta a unos contenciosos que había puesto a unos comportamientos del todo irregulares del alcalde de Viladecans con mi sustitución y el nombramiento de otro jefe. El alcalde de Viladecans me sustituyó aduciendo que quería hacer un nuevo cambio, un nuevo rumbo a la policía local. Yo soy un funcionario policial del estado que pertenezco al Cuerpo Nacional de Policía, que vine hace 20 años para el ayuntamiento a petición del propio alcalde anterior y yo pienso que después de 20 años estaban contentos con mi labor. Hasta la fecha, Viladecans era un pueblo tranquilo, con una delincuencia controlada y durante los años que yo estuve al cargo, la Policía pasó absolutamente desapercibida. Tuve la responsabilidad de llevar la seguridad de los Juegos Olímpicos que fue un éxito. Yo no tuve ningún conato de problema con el Ayuntamiento y con los concejales de la oposición me he llevado siempre bien.

--¿Y cuando empezaron a cambiar las cosas?
--Cuando entró en el ayuntamiento el nuevo alcalde, Carlos Ruiz, empezó el pressing. Desde el primer momento ya no despachaba con el alcalde y tenía que reunirme con el concejal y no con el alcalde. Yo tenía la potestad de dirigirme directamente al alcalde. Y empecé a observar un cambio radical en el comportamiento de este nuevo alcalde hacia mí. El me llegó a decir que "me tenía que marchar" y yo no veía el motivo por el que me tenía que marchar porque yo era un funcionario, no un cargo de confianza, y si quería darle un nuevo rumbo o cambio a la Policía Municipal yo estaba dispuesto a hacerlo. Dentro de mi potestad estaba hacer todo lo que mi alcalde ordenara respecto a la Policía. Y es que aunque los alcaldes cambien los funcionarios siguen estando en su sitio. Porque los funcionarios, somos funcionarios con este alcalde y con el que venga a sustituirlo. Y, por lo tanto, si no había otro motivo no sé. Hasta que me enteré que el motivo era que quería poner a otra persona. Y que además ya venía rebotado de varios ayuntamientos. Mientras que yo cuando pasé a la Policía Local de Viladecans no he estado en ningún otro ayuntamiento.


--Pero corrígeme si me equivoco, Alfonso, este nuevo alcalde del que hablas, Carlos Ruiz, también era concejal del antiguo gobierno, ¿no?

--Este alcalde formaba parte del equipo de gobierno del anterior alcalde. Desde que yo ingresé en la policía en el año 92 para hacerme cargo de la Policía Local de Viladecans este señor formaba parte del equipo de Gobierno. De hecho, mi cargo fue aprobado por unanimidad de todos los concejales en el Pleno Municipal. Yo entré como agregado, posteriormente hice mis oposiciones, me hice funcionario y fui nombrado Jefe de la Policía Local. Y jamás tuve el más mínimo tropiezo con este alcalde, con Carlos Ruiz.

--¿Por qué crees que Carlos Ruiz realizó una persecución contigo?

--He sufrido una persecución en toda regla y además lo he podido constatar con documentos en la querella que he presentado y en las querellas administrativas porque a mí me destituyó del cargo, por el artículo 25 y punto. A pesar de que el Secretario le advirtió de la ilicitud del acto. Pero desde mi única opinión, yo he observado que desde que se hizo cargo de la alcaldía, todos aquellos funcionarios que habíamos formado parte de una forma directa del gobierno anterior acabamos en la calle. Yo me fui a la calle. Toda la gente que olía un poco al antiguo gobierno, no sé por qué nos hizo la vida imposible, nos trató de mala manera. A mí me invitó a marcharme y como le dije que no pues al final me echó y no sé por qué pero esta es una apreciación mía.

--Es decir, ¿el tuyo no es un caso aislado en el Ayuntamiento de Viladecans sino que es una manera de actuar del actual alcalde?
--Yo no puedo decir nombres, porque ya no estoy dentro del Ayuntamiento, pero sí que me llegan informaciones por otros sitios de funcionarios que lo están pasando mal, que la gente no está contenta con la forma de actuar, la forma de dirigir el gobierno. Y eso si que lo oigo. No puedo decir ahora nombres porque temo que pueda pasarles lo que yo he sufrido en mis carnes. Yo trataba desde a los auxiliares hasta a los arquitectos. Y con los funcionarios de todas las escalas me he llevado perfectamente bien. Y además con los concejales de la oposición. A mí me quería mucho la gente. Y cada vez que me ven en la calle me apoyan. Yo también comprendo la situación en la que se encuentran ellos y que no pueden hacer otra cosa, porque claro, el que tiene el poder es el que tiene la sartén por el mango y puede hacer mucho daño. Y a mí me ha hecho mucho daño.

--¿Y cómo defendiste tus derechos?
--Lo primero, tuve el apoyo incondicional de mi familia. Yo tengo a mi mujer que es funcionaria y gracias a ella hemos llegado hasta el día de hoy. Porque yo, llegó un momento que estaba tan cansando, tan cansado... Porque lo que tiene la justicia es que es todo muy lento, todo muy lento. Y la administración a veces se aprovecha de esta lentitud de la Justicia . Pero cuando ves como abusan de ti, que cometen contigo una salvajada tan grande con tu vida. Lo que no puedes hacer es ir a tirarle un tiro a nadie. Y tienes que defenderte como establece la ley. Y la ley establece unas pautas para seguir un contencioso y este proceso tarda mucho. Y además no todos los funcionarios, que sufren actualmente persecuciones, en muchos casos se quedan ahí porque no tienen la potestad de la solvencia económica con la que yo en aquel momento me encontré. Porque para poder pleitear contra la administración también hay que tener dinero. Hay que llevar un abogado y un procurador y tener dinero para ir aguantando . Y no todos los funcionarios pueden hacer eso. Y funcionarios en escalas más baja a la mía, tienen que aguantar las que le echen. Y actualmente a mi me consta que hay muchos funcionarios de este Ayuntamiento que lo están pasando mal. Yo conozco a una chica que estaba haciendo oposiciones a este Ayuntamiento, que la suspendieron, pues como dijo una vez una señora, "pues porque era fea" y así sin más. Cuando iba en las oposiciones de número uno. De número uno. Esto pasa en este ayuntamiento.

--¿Cómo describirías lo que te hicieron a ti?
--Lo que hicieron conmigo fue una salvajada. Porque esto llegó a ser una casa de carretas, sin sentido ninguno. Y sobre todo cuando se marchó el Secretario del Ayuntamiento, que era el que les obligaba a ajustarse a la Ley. Porque los Secretarios están ahí para seguir la legalidad y decirle no al Político si hay que decírselo. Como yo tuve que decir no, a algunas cosas que me pedían. Y como esto no se puede hacer no se hace, le guste o no al político. Y claro si el señor que manda es un cretino completo, y no es un profesional de la política y no hace caso a nadie, así está pasando lo que está pasando no solamente aquí sino en otros sitios, que cada día nos levantamos con un escándalo más. Y pasa porque se están saltando a los funcionarios cuya obligación es decir las cosas claras y que se hagan las cosas como Dios manda. Los secretarios del Ayuntamiento son funcionarios del Estado, y son los que han de decir que esto o aquello no se puede hacer. Y si los funcionarios municipales funcionaran de esta forma no pasarían las cosas que están pasando. Y no lo digo yo, sino que lo dicen todos los periódicos de todas las ideologías, de derechas o de izquierdas, cada día sale a la luz un escándalo. Y no es solamente uno, sino que son todos. Y el que no la hace es que no lo ha podido hacer todavía. Y si hay algún partido que presume de que no ha hecho nada es porque no ha mandado. Y este es mi punto de vista. Y como yo piensan muchos funcionarios en este país. Estamos para servir a los ciudadanos esté el político de turno que esté.

--¿Y qué apoyos recibiste entonces?

--Ninguno, ni siquiera de los Sindicatos tampoco, que tanto afirman que defienden a los trabajadores. Al menos a los de mi categoría y mi nivel no los defienden. Aunque después por la calle que den la razón, la verdad es que en aquel momento no hicieron nada. Y esto quieras o no te va creando un estado de ansiedad y eso es verídico. Porque cuenta que yo solo tenía el apoyo de mi mujer. Y todo esto pasó porque no le hice caso a ella.

--Ahora desde hace un año tienes reconocida la incapacidad...
--Tengo reconocida la incapacidad permanente y absoluta

--¿Y todo lo que has sufrido por este asunto es lo que te ha llevado a no poder trabajar?
--Es que ahora no puedo trabajar en nada. Porque cada vez que hablo de este tema, se me dispara la tensión, los nervios. Se me ha creado según el dermatólogo una dermatitis atópica por este estrés y ansiedad. Y te diré algo más, un Jefe de la Policía, tiene que tener la cabeza muy fría y los pies calientes. Y no puede alterarse, no puede discutir, porque a veces tienes que dar unas ordenes desde la serenidad más absoluta. Porque en nuestro oficio llevamos una pistola. Yo llevo un arma, y bueno una discusión, una orden mal dada o mal interpretada por mi parte podíamos acabar como el Rosario de la Aurora. Por eso yo no podía mandar una Guardia Urbana y tampoco permitir quedarme de segundo. Yo bajé a la Guardia Urbana con la condición de ser Jefe de la Guardia Urbana sino no bajaba, me hubiera quedado donde estaba. De hecho en mi oposición figura, Inspector Jefe de la Guardia Urbana de Viladecans. Sino fuese está categoría yo no bajaba yo me quedaba en mi categoría, donde estaba. Yo dejé el mando de una Comisaría para pasar a ser Jefe de la Policía Local. Y después de tantos años, me trataban así, acabar de segundo. ¿Pero por qué?. ¿Por qué no tengo capacidad?. Yo tengo la carrera de Abogado, la titulación en Criminología y muchas cosas más por la Jefatura General del Estado. Yo podía ser el Jefe Superior de Cataluña y sin embargo no podía ser el Jefe de la Polícia Local de este pueblo. Y esto es un poco contradictorio.

--¿ Y qué quieres conseguir con esta querella?.

--Yo no tengo que salir por la puerta de atrás del Ayuntamiento porque yo no hice nada irregular. Yo tengo un expediente inmaculado. El que ha hecho algo irregular, es alguien que está ahí haciéndose pasar de Alcalde. Aunque lo hayan escogido los ciudadanos, porque a veces hay que dar lecciones a los políticos. Y yo como tengo la suerte de tener una capacidad de intelecto y una capacidad de respuesta económica, quiero que lo castiguen. Quiero que le digan: "Usted no vale para ser Alcalde". Y quiero sentar precedente, porque hay gente en este Ayuntamiento que lo está pasando muy mal, muy mal. Y eso es principalmente porque la Autoridad Principal consiente que se les trate así. Y no todos los funcionarios tienen la posibilidad económica que yo he tenido. Yo era un funcionario de categoría muy elevada. Y muchos de ellos que no pueden hacer lo que yo estoy haciendo, porque no tienen esa solvencia económica. Y quiero darle un escarmiento. Quiero que esto sirva de escarmiento, para que a este señor lo echen de ser Alcalde, la autoridad judicial, ya que si el partido al que pertenece no lo quiere echar, haciendo caso omiso a estas advertencias. Y eso es lo que me he propuesto hacer. Porque ya es una satisfacción personal que todo el mundo sepa que hay un límite que no se puede traspasar. Y este alcalde se pasó el límite por todos los lados.

--¿ Y qué pasaría ahora mismo si Carlos Ruiz recapacitara y te pidiera llegar a un acuerdo?

--No hay acuerdo. Yo he presentado una querella criminal contra el alcalde y pido que le castiguen por prevaricación continuada y nombramiento ilegal de funcionarios. Pero yo tengo otra demanda contra el Ayuntamiento, donde defiendo los derechos que ellos me han hecho perder. Ahora estoy jubilado y me han destrozado la vida ocho años antes de mi jubilación. Yo no tenía que jubilarme por enfermo. Yo tenía que acabar mi vida laboral y a los 65 años jubilarme. Pero esté impass de ocho años me ha provocado una merma económica, me han causado un daño crematístico. Y ahí tengo una demanda interpuesta por una cuantía de dinero. Pero la querella no se subsana con nada. A mi me pueden poner dinero encima de la querella y no lo voy a aceptar. Porque mi honor está por encima del dinero.

--¿ Cuando te considerarás satisfecho?

--Me consideraré satisfecho cuando el juez dicte sentencia en contra de Carlos Ruiz y de las personas que le apoyaron. Porque hay personas que si no se hubiesen brindado a hacer las irregularidades que hacen los políticos a veces, no podían hacerlo por mucho que quieran. Y en ese sentido el Secretario del Ayuntamiento, hizo bien las cosas, se lo dijo al Alcalde por escrito, y además se lo comunicó también por escrito a los cabezas de lista de todos los partidos del consistorio, para que ellos también supiesen lo que estaba pasando. Y el secretario que le sustituyó también advirtió al Alcalde de las bestialidades que estaba cometiendo y lo han defrenestado.

--Con lo que van quedando muchos más cadáveres por el camino, ¿no?
--Sí. Por eso quiero con esta querella un escarmiento para que la gente sepa lo que no se puede permitir. Nosotros remitimos una carta tanto a Madrid como a Barcelona al partido de este señor, y no obtuvimos ninguna respuesta. No nos dijeron, nada. Y yo ahora no puedo votar a una persona que me hizo tanto daño. En otras elecciones si voto a este partido, pero en este municipio no lo hago. Y tengo amigos en este partido, que son maravillosos.

--¿Por qué tú le diste alguna opción al Alcalde antes que echarte?
--El Alcalde quería poner a otra persona y yo le propuse que me mantuviera la categoría profesional y me pusiera en otro lugar, porque si le salía mal la nueva persona podía recuperarme en cualquier momento. Pero a mi me dijo textualmente en su despacho que "no me quería en el Ayuntamiento". Por eso yo quiero preguntarle delante del juez, que ¿Por qué no me quiere él en el Ayuntamiento? Que lo diga porque no.

--¿Quieres saber la razón por la que no te quiso Carlos Ruiz en el Ayuntamiento?.
--Yo quiero saberlo, y que lo condenen. Además, aprovechó que me iba de vacaciones para retirar todas mis cosas de mi despacho.

--¿Está instaurada en este Ayuntamiento de Viladecans una Ley del miedo?

--Sí, exactamente.

--¿Y qué le dirías al alcalde si ganarás esta querella?
--Delincuente, simplemente le llamaría delincuente. Eres un delincuente y mereces lo que te ha pasado. Y en el término coloquial en el ámbito policial a los delincuentes les llamamos chorizos. Yo le llamaría chorizo, delincuente. Y no le escupiría porque mi escupitajo tiene más categoría que él.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH