Vilalta dice que el fondo investigado se creó para fidelizar a directivos de FGC

|

EP.- El que fue presidente de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) hasta 1991, Albert Vilalta, -que a partir de esa fecha fue conseller de Medi Ambient-, ha explicado que el fondo de previsión que presuntamente le sirvió para enriquecerse se creó para fidelizar a los directivos de Ferrocarrils.

Vilalta, junto a Enric Roig y Antonio Herce -presidentes sucesivos de FGC- están acusados de delitos continuados de prevaricación y malversación de caudales públicos y este lunes ha empezado juzgarse su caso en la Audiencia de Barcelona.

El fiscal les acusa de haber creado, entre finales de 1990 y principios de 1991 -cuando Vilalta era presidente, Roig director y Herce director económico-financiero- un fondo con la aseguradora Winterthur, mediante la realización de sucesivas aportaciones por un importe total de 452.242.984 pesetas (2,7 millones de euros) que disolvieron en el 2000, apropiándose del dinero.

Vilalta ha explicado que su función como presidente, que solo era remunerada con dietas, era representativa y que la función ejecutiva la ejercía el director general, en ese momento Roig. Ha asegurado que fue éste último quien le propuso crear el fondo para fidelizar al personal, algo que a él le pareció bien para que los directivos permanecieran en FGC. Sin embargo ha afirmado no recordar los detalles del fondo.

El fondo afectaba a los directivos del comité de dirección, un órgano de coordinación interna, y no se creyó necesario solicitar autorización del consejo de administración, que según la Fiscalía es quien debía autorizar su creación porque el director general tenía todas las funciones de personal y aseguramiento. Vilalta cesó de la presidencia de FGC en 1991 cuando fue designado conseller de Medio Ambiente de la Generalitat.

El segundo en declarar ha sido Roig -que primero fue director general y después presidente de FGC-, y ha ratificado todo lo dicho por Vilalta y ha añadido que a finales de los 80 había ofertas muy sustanciosas para ingenieros y que desde FGC se quiso buscar una fórmula para mantenerlos.

Sin embargo, Roig ha descargado parte de la responsabilidad en el tercer imputado, Antonio Herce, que en ese momento era el director financiero. Roig ha asegurado que fue este último quien redactó el reglamento para crear el fondo y fue quien lo comentaba con los asesores jurídicos.

Al margen de estos hechos, el fiscal apunta a que el acusado Roig, mientras fue presidente -entre el 93 y el 99-, sustrajo fondos públicos en su beneficio particular mediante la percepción "improcedente e ilegal de cantidades en concepto de dietas", llegando a un total de 126 dietas por importes de 50.000 o 60.000 pesetas cada una.

Cantidades muy elevadas

El último en declarar en la primera jornada del juicio, que ha durado unas 7 horas, ha sido Antonio Herce, director financiero cuando se constituyó el fondo y presidente del 1999 a 2004. Ha explicado que a finales de 1990 Roig y Vilalta le pidieron que gestionara un fondo que permitiera un incentivo salarial a los trabajadores y él, siguiendo las directivas, se puso en contacto con los servicios jurídicos.

Preguntado sobre los motivos que llevaron a disolver el fondo en el 2000, Herce ha asegurado que al irse de la empresa uno de los últimos beneficiarios -quedando solo 4 personas en el fondo-, se dio cuenta de que los importes eran "muy altos" y que no había fondos. Consultó entonces con los asesores jurídicos y le explicaron cómo disolverlo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH