La Marea Blanca reclama que el conseller Comín defina el modelo de gestión de Salut Terres de l'Ebre

|

AnnaGuaschyJoanRebullmiembrosdeMareaBlancaTerresdelEbre 1


La reciente visita del conseller de Salud, Antoni Comín, en las Terres de l'Ebre ha generado dudas en la Marea Blanca. Sus portavoces reclaman que la Conselleria defina claramente el modelo de gestión de la nueva empresa pública Salut Terres de l'Ebre .


La inquietud del colectivo de profesionales de las Terres de l'Ebre arranca del fracaso del modelo de Sagessa, que incluye episodios de corrupción y de malversación de fondos públicos. Así, la Marea Blanca quiere saber si esta nueva empresa se regirá por el derecho mercantil como una empresa privada o por el derecho público.


Los portavoces, Anna Guasch y Joan Rebull, señalan que el modelo de Sagessa "es más opaco, más difícil de fiscalizar y por tanto favorece la corrupción, es más caro (cargos de confianza, gerencias) y genera un servicio de peor calidad (trata la salud como una mercancía buscando reducir costes) ".


Desde la Marea Blanca también denuncian "que estamos muy lejos de haber revertido los recortes de los gobiernos de Artur Mas y del conseller Boí Ruiz, tanto en la atención primaria (donde aún falta recuperar el horario completo de algunos CAPs y más contratos estables del personal y del 100%), como en la hospitalaria ".


Según el colectivo, en el Hospital Verge de la Cinta sólo se ha recuperado un 50% de la plantilla que se recortó (41 plazas de las 82 perdidas). Y se preguntan porque no se cubren el 100% de las bajas.

Actualmente hay 179 camas por los 214 del 2010. Sin contar que un nuevo en verano se han reducido 11 camas de traumatología y unos 30 de especialidades 1 (oftalmología, otorrino, urología). Aunque las listas no se reducen, informa la Marea Blanca.


También denuncian la precariedad laboral y la falta de formación entre los diversos servicios privatizados (limpieza, mantenimiento archivos, lavandería, cocina, informática ...) que suponen una pérdida de la calidad del servicio.


Según la Marea Blanca, el Hospital Verge de la Cinta "necesita, además de la ampliación anunciada por el Consejero Comin, inversiones en el edificio actual: ampliar el espacio y mejorar las precarias condiciones de las urgencias, mejorar la eficiencia energética y la climatización de los espacios existentes, actualización en el siglo XXI los quirófanos" y piden al Govern "que la inversión anunciada no se limite a ampliar el hospital, sino también a adecuar el siglo XXI la parte ya construida ".


Finalmente, este colectivo reclama "que antes de abocarnos a una nueva empresa pública se debe hablar de las necesidades de salud de la población de las Terres de l'Ebre de acuerdo con los indicadores de salud poblacional como la tasa de envejecimiento, y de la oferta de servicios necesarios para cubrir estas necesidades ".


Y termina señalando que "la sanidad en las Terres de l'Ebre, si ha de contar con un hospital sin camas -como parece que quieren argumentar agarrándose a la cirugía sin ingreso- debe planificar bien la atención domiciliaria. ¿O quien cuidará el paciente en casa? ".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH