Interior y Ensenyament evaluarán cómo evitar la radicalización en las escuelas

|

Joaquim Forn

Joaquim Forn ha abogado por "volver a la normalidad, a la situación anterior a los atentados" en Ripoll.


El conseller de Interior, Joaquim Forn, y la de Ensenyament, Clara Ponsatí, se reunirán la semana que viene para revisar e introducir mejoras en los planes de prevención, detección e intervención de los procesos de radicalización en las escuelas catalanas.


Así lo ha explicado el conseller de Interior, tras participar en la Junta Local de Seguridad de Ripoll (Girona), presidida por el alcalde, Jordi Munell.


Forn ha abogado por continuar trabajando y mejorando en la detección de los radicalismos y ha recordado que el Govern ha creado un grupo de trabajo integrando ámbitos como la enseñanza, la seguridad y los servicios sociales, destacando que es un trabajo "transversal".


El conseller ha indicado que procesos de radicalización se pueden dar "en cualquier punto de Catalunya", y no sólo a través de Internet o los centros de culto, y que se ha de estar preparado para detectarlo.


Por eso, ha recordado que desde la Conselleria de Interior apuestan por formar específicamente a las policías locales, que "pueden ser un elemento que ayude a detectar de manera muy decisiva" estos casos.


MEDIDAS EN RIPOLL


Ripoll, municipio de donde eran los terroristas implicados en los atentados en Catalunya, incluirá en su Junta Local de Seguridad de manera permanente un punto para hacer seguimiento de posibles radicalismos y facilitará a los vecinos una herramienta para que puedan aportar datos relevantes.


Tras la Junta de Seguridad, el alcalde, Jordi Munell, ha explicado que incluirán "permanentemente" este tema en la Junta.


Asimismo, pondrán a disposición de los vecinos una herramienta para facilitar que puedan trasladar datos de interés sobre posibles delitos a los cuerpos de seguridad.


AGRADECIMIENTO


Forn ha aprovechado su visita al municipio para agradecer a la ciudadanía su actitud tras conocerse que la célula terrorista vivía en el municipio y que el imán Abdelbaki es Satty era el presunto cerebro de los ataques.


El conseller, que ha abogado por "volver a la normalidad, a la situación anterior a los atentados" en el municipio, ha destacado el buen trabajo del consistorio tras los ataques, como con el acto de rechazo del sábado 26 de agosto y el concierto del sábado pasado.


Así, ha agradecido a la ciudadanía de Ripoll "su comportamiento ejemplar" tras unas semanas de mucha tensión, con muchos controles en las carreteras y en el municipio, en sus palabras.


Sobre la investigación de los atentados, ha insistido en que, una vez desarticulada la célula, queda investigar, entre otros ámbitos, los contactos que mantuvo en el extranjero, en países como Bélgica, Francia y Marruecos, para lo que se tardará semanas y meses en "tener conclusiones definitivas".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH