Fugaz

Ferran Capo

Autor invitado

Artículos anteriores

Espacio


En homenaje a Mario Polanuer


Casi de noche y la tienda a punto de cerrar. Una vez dentro se acercó al mostrador y miró los estantes situados detrás.


– ¿En qué puedo ayudarle? –se interesó el tendero.


BASURA. AMOR. SUEÑO. PARÍS… letras negras sobre etiquetas blancas podían leerse claramente en botes ordenados encima de los estantes.


– Mire ud. –dijo el comprador mientras señalaba uno de los estantes–. Estoy buscando un regalo y no sé qué comprar. ¿Qué tal eso?

– ¿Este? Eso es un concepto de baja categoría. –Con cara de desaprobación el tendero levantó uno de los botes en el que se podía leer “TOMATE”.

– Y esos de ahí…¿Qué tal?


El tendero lo miró de arriba a bajo y le soltó:


– ¡Esos son carísimos! “RELIGIÓN” “POLÍTICA” “IDEALES” ¡la gente se mata por ellos!… tengo de todo, desde “CAPITALISMO” hasta “ISLAMISMO”… ¡de todo oiga!


Aunque nuestro cliente no tenía miedo pues vivía en un barrio seguro de una ciudad segura de un país seguro le pareció notar un poco de algo que no sabía identificar y que le puso nervioso…


– No, no…¿Algo más barato no tiene? Algo más sencillo, ¿sabe?

– Hombre, mire usted… de “VERDAD” tengo mucha pero nadie la quiere, se la dejo a buen precio.

– Esto de pensar regalos cansa mucho… Mire deme unas “MENTIRIJILLAS” de esas que todo el mundo se traga y me dejo de dolores de cabeza.

– Hombre, con esto acierta seguro oiga. Tienen muy buena prensa y muchísima salida.


Salió de la tienda con su nueva compra bajo el brazo. Volviendo a su casa le embargó la extraña sensación de que algo no acababa de encajar. Pero fue un pensamiento de esos que se llaman… Y mientras caminaba perdió el hilo de lo que estaba pensando. Una estrella pasó veloz cayendo en el firmamento, lo cual le habría ayudado a recordar la palabra que estaba buscando. Por mala suerte, en esa ciudad segura de un mundo autoproclamado civilizado, no se podían bañar en el río –no digamos ya beberse su agua – ni por descontado, ver las estrellas por la noche.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más autores
La normalidad es rara
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH