Nuevo paso para la construcción de la plataforma agroalimentaria de bonÀrea fuera de Catalunya

|

Edifici del Grup Alimentari Guissona Bonarea a Guissona

Centro bonÀrea en Guissona


BonÀrea dispondrá en un mes de las 240 hectáreas necesarias para la macroplanta que construirá en Épila (Zaragoza), después de que el Gobierno de Aragón ultime la expropiación de 180 hectáreas por las que pagará 1,1 millones de euros, lo que supone una disminución del 40% respecto del precio previsto. El resto del suelo lo ha permutado la compañía agroalimentaria catalana con el Ayuntamiento de Épila.



Fuentes de bonÀrea han explicado a Catalunyapress que la operación está dentro de los plazos previstos para la construcción del segundo centro alimentario, después del que ya disponen en Guissona (Lleida).


Así, la macroplanta tendrá matadero, área de elaboración y zona de logística, con el objetivo de expandirse por las zonas norte, centro y levante de la Península, siguiendo el modelo de proximidad con tiendas cercanas que caracteriza a bonÀrea.


Las obras se harán por fases y finalizarán completamente en el plazo de diez años.


NUEVO PASO


Las arcas aragonesas adelantarán el coste de los terrenos, 1,1 millones de euros, pero luego lo recuperarán, según consta en el convenio, ya que la Corporación Alimentaria Guissona abonará la cantidad desembolsada, además de los tributos y gastos que se hayan generado, infora el 'Heraldo de Aragón'.


Cuando la planta esté a pleno rendimiento en una década, se calcula que habrá unos 4.000 nuevos puestos de trabajo directos. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH