Cerca de treinta empresas han abandonado Catalunya tras el referéndum ilegal

|

Empresas
17 empresas catalanas trasladan su sede social fuera de Catalunya.


Un total de 28 empresas, 17 de ellas catalanas, han comunicado que trasladarán su sede social fuera de Catalunya desde que se celebró el referéndum ilegal el pasado domingo 1 de octubre y hasta la fecha, ante la incertidumbre generada y por la posibilidad de que la esta semana se produzca una declaración unilateral de independencia.


Durante este lunes, han sido trece las compañías que han decidido dar este paso; las primeras han sido Torraspapel (Grupo Lecta) y SegurCaixa Adeslas, que moverán sus sedes sociales de Barcelona a Madrid.


Les han seguido el grupo constructor Copasa, que trasladará la sede de su filial de medioambiente Pesa de Barcelona a Santiago de Compostela; la inmobiliaria Colonial, que lo hará a Madrid; MRW, a Valencia y la odontológica DVD Dental, también a Madrid.


También ha comunicado el cambio la sociedad de valores GVC Gaesco, aunque esta señala que el traslado de su domicilio social a sus oficinas de Madrid se acordó en septiembre y tras culminar el proceso de integración de la entidad con Bekafinance (antigua Bankia Bolsa).


Otras compañías que ha decidido mover su sede social fuera de Catalunya este lunes han sido Cervezas San Miguel, esta vez a Málaga, donde cuenta con un centro de producción desde 1966, y Trea Asset Management, que traslada su sede social a Madrid.


También VidaCaixa y CaixaBank Asset Management --la gestora de fondos de inversión del banco-- trasladarán sus sedes sociales de Barcelona a Madrid.


Abertis ha decidido hacer lo mismo "en tanto se mantenga la actual situación de inseguridad jurídica generada por la actual situación política", después de que su primer accionista de referencia, Criteria CaixaHolding, optase este sábado por llevar su sede a Palma de Mallorca.


Posteriomente, Cellnex --cuyo accionista mayoritario es Abertis-- ha decidido mover su sede social a Madrid.


El sábado, además, comunicaron su traslado Sociedad General de Aguas de Barcelona (a Madrid), Fundación Bancaria La Caixa (a Palma) y Lleida.net (a Madrid).


'PLANETA' PREPARADA Y A LA ESPERA


El consejo de administración del Grupo Planeta ha decidido que trasladará su domicilio social a Madrid si se produce una declaración unilateral de independencia en Catalunya.


Según ha informado la compañía en un comunicado, esta decisión reside en la "inseguridad jurídica" que se produciría en caso de que el Govern decidiese proclamar unilateralmente la independencia.


Por ello, Grupo Planeta considera necesario, llegado el caso, trasladar su sede social fuera de Catalunya "para proteger los intereses de sus accionistas, de sus empleados y del proyecto empresarial".


En cualquier caso, ha apuntado que el traslado del domicilio social no comportaría movimiento de empleados, ya que el grupo cuenta con sedes operativas en diversas ciudades de España.


LAS PRIMERAS EN MOVER FICHA


El goteo de empresas que anunciaron el cambio de su sede social empezó el martes pasado por la noche, cuando la biofarmacéutica Oryzon Genomics informó de su traslado de Cornellà de Llobregat (Barcelona) a Madrid, y le siguieron otras empresas como Eurona -de Barcelona a Madrid- y Proclinic -de L'Hospitalet a Zaragoza-.


El consejo de administración de Banco Sabadell aprobó el jueves el traslado de su domicilio social, en este caso a Alicante, a la antigua sede de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), que fue adquirida por la entidad catalana en 2012.


CaixaBank lo hizo el viernes, cuando decidió trasladar su sede social a Valencia, tras el decreto ley de medidas urgentes aprobado por el Consejo de Ministros con el que se establece un nuevo marco para agilizar el cambio de sedes sociales de las empresas en territorio nacional permitiendo que esta decisión la tome el consejo de administración sin necesidad de someterlo a la junta de accionistas.


Otro banco que anunció su cambio de sede social es Banco Mediolanum, que decidió también trasladarla a Valencia para garantizar los intereses de sus clientes, mantener la normalidad y asegurar "un marco estable" para el desarrollo de su actividad bajo la supervisión del BCE.


Otra de las grandes empresas catalanas, Gas Natural Fenosa, aprobó también su cambio de sede a Madrid, pero en este caso ha indicado que se trata de una medida temporal ante la situación política y social que está viviendo las últimas semanas Catalunya y debido a la "inseguridad jurídica" que genera.


La textil Dogi, controlada por el fondo de inversión Sherpa Capital y hasta ahora con sede en El Masnou (Barcelona) --donde se ubica su planta--, la ha trasladado a Madrid, así como la también cotizada Service Point, también en manos de un fondo, que ha reunido a su consejo de administración de forma extraordinaria este viernes.


EMPRESAS QUE SOPESAN EL CAMBIO


Este lunes, Idilia Foods, propietaria de marcas como Cola Cao, Nocilla, Paladin y Okey, ha asegurado que trasladará su sede social, actualmente ubicada en Barcelona, ante una declaración unilateral de independencia de Catalunya, de la misma forma que Grupo Planeta, que ha anunciado que moverá su sede a Madrid si se declara la independencia.


Esta advertencia ya la comunicaron Codorníu, Freixenet y Catalana Occidente la semana pasada.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH