Joven se niega a volver a usar vibradores después de que uno le explotara en las manos

Moisés B. Martínez

u200bCassie Esplin


Cassie Esplin quedó en shock cuando su vibrador explotó en sus manos. La chica británica de 25 años cuenta la historia a 'The Mirror' y revela que un vibrador que compró en promoción en una tienda de juguetes sexuales explotó tan fuerte que dejó una marca en el techo de su casa. 


Una pila se habría hinchado y explotó. "Fue como si me hubieran dado un puñetazo", dice Cassie, que terminó con una herida en el área del pecho. La batería habría salido disparada, rebotó en el techo y le cayó en el pecho, quemando su jersey y dejándole una marca en la piel. 


"Lo estaba sosteniendo cerca de mi cara, podría haberme golpeado en el ojo", agrega visiblemente perturbada por lo que había sucedido. 



Buzz Tongue Finger Vibrator

Un vibrador Buzz Tongue Finger similar al que compró Cassie Esplin


La joven dice que el juguete -un Buzz Tongue Finger- le había costado la mitad del precio original (menos de cinco euros) porque lo había comprado en una promoción en un sitio web. Estaba a sólo unos minutos de empezar a probar el vibrador, pero Cassie dice que no quiere volver a ver un juguete como ese delante de ella.


"Me siento demasiado asustada, temo que algo así ocurra de nuevo". La web de juguetes eróticos le ha devuelto el dinero.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH