Bebé colombiana nace con un hermano gemelo en el vientre

Moisés B. Martínez

A los siete meses de embarazo, los médicos descubrieron algo extraño en la ecografía de la colombiana Mónica Vega: había un feto desarrollándose en el abdomen de la bebé Itzamara.


Un feto del tamaño de un limón, sin corazón ni cerebro, que fue extraído del cuerpo de la niña cuando habían pasado apenas 24 horas de su nacimiento.


Un caso raro e insólito de fetus in fetus, que ocurre cada 500,000 a 1 millón de embarazos.


Según el reportaje del programa 'Los Informantes', la ecografía a la que se sometió Mónica mostró que Itzamara se desarrollaba normalmente y, dentro de su cuerpo, una masa blanca, que los médicos identificarían como otro feto, que correspondía a su hermano gemelo, un caso conocido como gemelo parásito


"Me impresionó. No me lo esperaba", confesó la madre, que se encontraba en su tercer embarazo.



Según Miguel Parro, el médico cirujano que siguió el caso, se trata de un cambio en el desarrollo embrionario, que se produce cuando las células que componen el embrión no se dividen en el momento adecuado.


En gemelos idénticos, la división se produce en la primera semana de embarazo y en siameses en la segunda, pero en este caso, sólo se produce después del decimoséptimo día de embarazo.


Itzamara nació por cesárea, a las 37 semanas y media de embarazo, con unos tres kilos. Dentro de su abdomen estaba su hermano, que tenía un saco amniótico y un cordón umbilical, pero que no creció de la misma manera. 


Tenía dos piernas, dos brazos y una cabeza muy pequeña, pero le faltaba corazón y cerebro. Por lo tanto, no tenía ninguna posibilidad de sobrevivir.


El feto que extrajeron de la bebu00e9 Itzamara


Con 24 horas de vida, la bebé se sometió a una cirugía -similar a una cesárea- para extraer el feto de su hermano. La familia temía que no se resistiera a la cirugía, pero el procedimiento salió bien y Itzamara ya se ha ido a casa.


Según 'Caracol Televisión', esta es la primera vez que se descubre un caso de este tipo durante el embarazo, ya que el resto sólo se detectó unos años después del nacimiento de los niños y se diagnosticó inicialmente como un tumor.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH