Este pez atesora el secreto para regenerar las extremidades del cuerpo humano

El gar, un pez dentudo y de agua dulce, podría revelar ciertos secretos evolutivos, algunos de ellos incluso relacionados con modelos genéticos para la regeneración de las extremidades en los seres humanos, según un estudio de la Universidad Estatal de Michigan (MSU, en inglés) publicado en la última edición de la revista científica 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.


Secretos evolutivos del pez dentudo


El científico y profesor asistente de biología integral de la MSU, Ingo Braasch, y su equipo basaron sus investigaciones en las salamandras, que pueden hacer crecer sus miembros nuevamente después de una amputación. A partir de allí, descubrieron que el gar y otros peces pueden hacer lo mismo, regenerando completamente sus aletas, lo que significa que "reconstruyen los huesos endocondrales de sus aletas, que son los equivalentes de los brazos y piernas humanos".


"El gar, considerado el 'pez dinosaurio', se está utilizando en la investigación biomédica, en gran parte porque el genoma gar es bastante similar al genoma humano", ha indicado Braasch. Asimismo, ha subrayado que se trata de una "especie puente", muy similar al pez cebra, a menudo utilizado como modelo genético para avances médicos humanos.


Igualmente, ha destacado que los gars son una especie que evoluciona lentamente por lo que ha mantenido más elementos ancestrales en su genoma que otros peces, lo que significa que, además de servir como una especie de puente para los humanos, también conectan con el pasado.


En relación a la posibilidad de que los humanos regeneren parte de su cuerpo, Braasch ha advertido de que no es posible porque "en los humanos hacen falta los mecanismos genéticos que activan los genes compartidos con el gar". "Es probable que los interruptores genéticos que activan los genes se hayan perdido o alterado durante la evolución de los mamíferos, incluidos los humanos", detalla.


De todas formas, el científico no ha descartado que las investigaciones médicas y científicas puedan propiciar "avances en los programas de terapias regenerativas en los humanos, que ya han dado respuesta para la regeneración de apéndices", si se tiene en cuenta "los puntos en común entre los vertebrados".


"Tales avances biomédicos directos permanecen en un futuro lejano, pero creemos que los estudios de regeneración de aletas en peces continuarán revelando mucho sobre el potencial regenerativo de los vertebrados", ha concluido.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH