miércoles, 13 de noviembre de 2019

Un hombre mantuvo a cinco jóvenes encerrados durante 9 años esperando el fin del mundo

Moisés B. Martínez

La casa donde un hombre mantuvo a cinco ju00f3venes encerrados durante 9 au00f1os esperando el fin del mundo


Un hombre de 58 años fue detenido en Holanda acusado de haber encerrado a cinco jóvenes en un sótano durante nueve años. 


Los muchachos estaban convencidos de que eran los últimos seres humanos vivos sobre la faz de la tierra. 


En un primer momento se especuló que podría tratarse del padre, pero la policía aseguró después  que no hay ninguna conexión familiar. Los jóvenes estaban encerrados en una granja cerca de la aldea de Ruinerworld en Drenthe y vivían en completo aislamiento, supuestamente esperando el fin del mundo.


El grupo fue descubierto después de que uno de los jóvenes, que ahora tiene 25 años, abandonara la casa -con aspecto dejado y despeinado- y visitara un bar en un pueblo cercano, donde bebió cinco cervezas y comenzó a hablar con otras personas, escribe 'The Guardian'.



"Parecía confundido (...) Empezó a hablar. Dijo que había huido y que necesitaba ayuda, y que nunca había ido a la escuela. Llamamos a la policía", dijo el dueño del bar Chris Westerbeek en una entrevista con 'RTV Drenthe'.


Según este medio, el grupo de jóvenes se mantuvo con vida gracias a las verduras de un huerto y a la leche de una cabra. 


Los jóvenes, que ahora tienen entre 18 y 25 años, no tenían idea de la existencia de otras personas en el mundo. La 'BBC' añade que no está claro si los muchachos fueron retenidos en la casa contra su voluntad y que el hombre mayor, que fue arrestado, sufrió  un ataque al corazón y desde entonces vivía postrado en la cama.


Según algunos informes de la prensa holandesa, el hombre fue identificado como un austríaco llamado Josef B., sin trabajo permanente, que sólo habría hecho algún trabajo manual en la región.


El mismo canal de televisión añade que la policía encontró unas escaleras escondidas en el salón que conducían al sótano donde se encontraban los jóvenes. 


"Todavía tenemos muchas preguntas sin respuesta", dijo la policía. Cuando accedieron a la casa,  el hombre no cooperó; de hecho, no lo ha hecho hasta ahora. La granja, que fue alquilada, pertenecía, según la prensa holandesa, a Klaas Rooze, presidente del partido VVD en el distrito De Wolden.


Roger de Groot, el alcalde de la localidad,  asegura que el hombre no es el padre de los jóvenes, algunos de los cuales no estaban registrados.


"La esposa de Klaas Rooze, Alida Rooze, a cuyo nombre está registrada la granja, dijo: "No tenemos palabras para explicar cómo sucedió algo así en nuestra casa.


"No sabíamos nada. Alquilamos esta propiedad a una persona durante varios años, pero ahora leemos en los periódicos que aparentemente había un hombre con niños. No tenemos ni idea de quién es", añade.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH