​Organizó un 'duelo medieval a muerte' entre sus amantes para decidir con cuál se quedaba

Moisés B. Martínez

Asta Juskauskiene


Una mujer y su amante fueron arrestados por el "brutal" asesinato de su ex-marido, apuñalado hasta la muerte en un callejón de Stratford, en el este de Londres, Inglaterra. La sospechosa está acusado de organizar algo insólito: una pelea a muerte entre los dos hombres para decidir cuál de ellos merecía quedarse con ella.


Asta Juskauskiene, de 35 años, estuvo casada con Giedruis Juskauskas, de 42. La mujer tiene cuatro hijos, uno de los cuales (una niña) es fruto de su relación con Giedruis, de quien se divorció en diciembre de 2018. Asta comenzó a quedar a Mantas Kvedaras, un joven de 25 años que conoció por Internet después de que fuera liberado de la prisión en Lituania.


A pesar del divorcio, la mujer continuó teniendo encuentros sexuales con Giedruis mientras tenía Mantas como amante. 


Los dos hombres reclamaron a la mujer como "suya", por lo que ella decidió terminar la discusión organizando una lucha "medieval" a muerte en un callejón de Stratford.


El amante, Mantas Kvedaras, voló al Reino Unido cinco días antes de la "pelea" para quedarse en la casa de Asta en Dartford. El 17 de junio de 2019, su ex marido, Giedruis Juskauskas, fue apuñalado 35 veces en el cuerpo y el cuello y se le dejó en el lugar para que se desangrara hasta morir. 


Kvedaras confesó el asesinato, durante el que Asta se quedó en casa cuidando de sus hijos.


Giedruis Juskauskas y Mantas Kvedaras

Giedruis Juskauskas y Mantas Kvedaras / Policía Metropolitana de Londres


"UNA FIGURA MANIPULADORA Y CONTROLADORA"


La mujer fue acusada de organizar el asesinato de su ex marido y fue condenada este viernes 10 de enero después de un juicio de cinco semanas en el tribunal de la Corona de Kingston. 


Según el fiscal Hugh Davies, Asta habría hablado del enfrentamiento a muerte de los amantes con su amiga Jurgita Sulciene. "El objetivo era que los hombres resolvieran la discusión con violencia, en un duelo medieval", dijo Davies, citado por la prensa británica. "De diferentes maneras, cada hombre sintió que tenía derechos sobre Asta Juskauskiene. La situación llegaría inevitablemente a este punto".


"Giedrius Juskauskias y Mantas Kvedaras obviamente se encontraron por voluntad propia y no por casualidad: ninguno de ellos estaba cerca de donde vivían y los registros telefónicos muestran que hubo repetidas comunicaciones entre ellos durante el 16 de junio mientras viajaban de diferentes lugares al lugar de encuentro. Juskauskiene es una figura manipuladora y controladora, determinante en la orquestación de estos eventos", señaló Davies.


"Sabía de antemano que Mantas Kvederas tenía la intención de usar la violencia y causar graves heridas a Giedrius. Y ella animó, ayudó y tuvo la intención de hacerlo".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH