sábado, 23 de octubre de 2021

Día Mundial de la Diabetes: conocer los síntomas para evitar la ceguera asociada a la enfermedad

|

Diabetes imagen1


Como cada 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, una efeméride que desde 1991 quiere concienciar sobre esta patología y los daños que produce en el organismo. A pesar de que esta fecha reúne a millones de personas en más de 160 países, aún son muchos los que deben de tomar conciencia de las consecuencias que la diabetes tiene para la salud.


Esta patología se encuentra entre las enfermedades más frecuentes del mundo. Según datos del Ministerio de Sanidad, en España afecta ya a seis millones de personas y, desde 1993, los datos demuestran que ésta ha aumentado de forma significativa en la población, con mayor prevalencia en grupos de edad de más de 65 años.


Desde la Sociedad Española de Oftalmología recuerdan que, derivado de la diabetes, existe un número elevado de personas que sufren ceguera por retinopatía diabética y que se podría haber evitado realizando revisiones oftalmológicas anuales. Y es que, según los datos de la ONCE, alrededor del 5% de los que se afilian a esta asociación lo hacen por esta enfermedad.


La retinopatía diabética se produce por una serie de cambios en los vasos de la retina. En los estados iniciales, las personas no notan ninguna alteración en la visión, pero según avanza la enfermedad suele causar una disminución de la capacidad visual que, en algunos casos, ya no es recuperable. Visión borrosa, áreas en blanco u oscuras en el campo visual, visión nocturna deficiente, notar que los colores se ven atenuados o apagados, pérdida de agudeza visual y un mayor número de manchas o moscas volantes, son algunos de los síntomas más comunes de la Retinopatía Diabética, que, además, afectan a los dos ojos.


La Sociedad Española de Oftalmología insiste en que el mejor tratamiento es la prevención, es decir, un control estricto de los niveles de azúcar en sangre, así como medir la tensión arterial, el nivel de colesterol o de triglicéridos, sin olvidar mantener una correcta salud visual mediante examen oftalmológicos periódicos que revelen si es necesario realizar otra serie de pruebas complementarias para un mejor diagnóstico y tratamiento.


EL DIAGNÓSTICO PRECOZ, PREVENCIÓN, EDUCACIÓN E INVESTIGACIÓN


Las elevadas cifras de prevalencia de la diabetes en España ponen de manifiesto la importancia del diagnóstico precoz, pero también la necesaria labor de prevención y educación sanitaria, si se tiene en cuenta que la diabetes tipo 2 es una de las enfermedades que pueden evitarse con hábitos saludables.


"Es necesario minimizar el impacto negativo de la diabetes en la salud mediante intervenciones dirigidas a su prevención, así como al diagnóstico y tratamiento tempranos de la enfermedad y los factores de riesgo asociados, para evitar la aparición de complicaciones", ha destacado Pérez Pérez. "Yo creo que no hemos sabido hacerlo bien ni las asociaciones de pacientes ni las organizaciones médicas. Hemos querido dar tanta naturalidad y que parezca que no pasa nada... pero es una enfermedad degenerativa y en ello debemos poner ahora el foco", ha añadido Torrijos al respecto.


El presidente en funciones de la Federación Española de Diabetes (FEDE), Aureliano Ruiz Salmón, ha apuntado que "es clave" la formación y la educación en diabetes, que "debe ser individualizada y continuada en el tiempo".


La última de las armas para combatir esta epidemia mundial está en la innovación de los tratamientos que en el caso de la diabetes más frecuente, la tipo 2, ha sido muy importante en los últimos años. "Hemos pasado de tener pocas herramientas terapéuticas, y que además conllevaban riesgo de hipoglucemia, a tener en este momento medicamentos que mejoran la glicemia y claramente nos ayudan a controlar el peso. Y no sólo eso, sino que, independientemente del efecto que hacen sobre la glicemia y otros factores, nos dan beneficios cardiovasculares y renales", explica el presidente de la SED. 


En el caso de la diabetes tipo 1, también han sido grandes los progresos con los sistemas de monitorización y control de los niveles de azúcar en sangre y con la llegada de las bombas de insulina, que siguen progresando hacia modelos cada vez más cómodos, seguros y que ofrecen más independencia a los pacientes.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH