Raquel Carrera, la ourensana que se rifan en Estados Unidos

|

A punto de jugar su enésimo partido de elite con solo 19 años, la ourensana Raquel Carrera charla con Galiciapress mientras prepara la final de la Liga Femenina de Baloncesto (jueves 29 a las 20 horas en Teledeporte).


La pivota gallega ha sido escogida recientemente en la 15ª posición del Draft de la WNBA,  mejor que cualquier otra española, ha dado al Valencia el primer título de su historia con la consecución de la EuroCup y se ha estrenado con la selección española absoluta.


Todo en un año de éxitos que podría tener como guinda la llamada para los Juegos Olímpicos de Tokio 2021. ¿Jugar unas Olimpiadas? "¡A ver si se da!", replica con una gran sonrisa. 


Raquel carrera

Raquel Carrera, jugadora del Valencia Basket | Foto: Valencia Basket


A las puertas de una final liguera, subcampeona de la Copa del Rey, campeona de la EuroCup, internacional, éxitos con las divisiones inferiores del combinado nacional, la española con la mejor posición en la historia del Draft de la WNBA...y menos de 20 años. 


Con solo 19 primaveras, el currículo de Raquel Carrera (Ourense, 2001) es más extenso que el que cosechan muchas profesionales a lo largo de una vida dedicada al deporte. Parece que poco o nada puede resultar inalcanzable para la gallega, que sin techo pero con los pies en el suelo sigue marcándose objetivos ambiciosos como solo puede hacer la baloncestista con más proyección de nuestro país.


El trabajo día a día y un talento que la tiene en la lista de los expertos desde que dio sus primeros pasos en el Celta son el secreto para este ascenso meteórico al que todavía no parece acostumbrada. “Estos días han sido una locura”, reconoce entre risas, consciente de que esta no es la primera ni será la última entrevista que concederá esta semana.


Sin embargo, cuando faltan unas horas para su primera final liguera en un año en el que solo han perdido un partido en temporada regular, para Carrera todo marcha según lo previsto. “Cuando fiché por Valencia sabía que era un proyecto ambicioso, que buscaba crecer poco a poco, y es justo lo que estamos consiguiendo”, justifica. En ese sentido, no ha sorprendido a nadie que ahora solo Perfumerías Avenida separe a las taronjas del título español. Las salmantinas, con Silvia Domínguez, Hayes o Lou a la cabeza, pueden partir como favoritas, pero para la pivota gallega la clave estará en el físico.


Al final los dos equipos venimos cansados de Euroliga y EuroCup, los dos en buen momento y con ganas, y es un título bonito de ganar y que se llevará el que sepa estar los 40 minutos al 100%”. La liga es una carrera de fondo en una temporada tan cargada y llena de tensión como esta campaña de la pandemia. “Hay gente tocada y cada vez se nota más el cansancio. Pero en lo que queda, que será una semana o dos como máximo, hay que darlo todo”, sostiene Carrera.


NERVIOS DE ACERO

Para la auriense este será un abril muy difícil de olvidar. Todo empezó el pasado día 11 desde la línea de personal. Con un segundo por jugarse, Valencia Basket se encuentra dos puntos por debajo ante Venezia en la final de la EuroCup. Raquel recibe falta cuando penetra para anotar y todo se decidirá con dos tiros libres. El momento más importante de la historia del club del Turia pasa por las manos de una joven de 19 años que, con un pulso de cirujana, anotó los dos lanzamientos para dar el título, el primero de su historia, al equipo que apostó por ella.



¿Cómo se repone una de un momento así que quedará para siempre en sus retinas? “Fue un momento muy bonito, un título muy especial para nosotras y para Valencia”, comenta Carrera, que disipa toda duda cuando afirma que ahora lo que toca es “ir a por la liga” y dejar los éxitos pasados a un lado.


De la nube de la que todavía no se ha bajado es a la que la subieron hace dos semanas cuando Atlanta Dream la escogió en el 15º pick del Draft de la WNBA, la posición más alta alcanzada jamás por una española. Apenas un ramillete de paisanas han logrado estar en ese listado, pero Carrera lo hace desde el Viejo Continente y gracias en gran medida a la tarjeta de presentación que dejó tanto en la final como sobre todo en las semis de la EuroCup.


Pese a todo, que nadie imagine a una Carrera pegada a la pantalla esperando a ver su cara en la ceremonia. Ella se enteró al día siguiente, cuando su teléfono llevaba horas echando humo. “Jugábamos los cuartos de final contra Ensino y tenía que descansar. Me fui a dormir y cuando desperté me explotaba el teléfono”, celebra la gallega.


El echo de que llegue desde Europa en una posición tan alta no es un aspecto menor, ya que en Estados Unidos priorizan mucho a las jugadoras de las ligas universitarias. Sin el puente de la NCAA, algo muy especial han tenido que ver en la mejor liga del mundo para hacer una apuesta tan decidida por la ourensana, que todavía guarda distancia con la idea de cruzar el charco, algo que ya pospuso en su día.


Tenía ofertas estadounidenses. Pero la liga española es muy buena y Valencia me ofrecía un proyecto de cinco años. La gente que se va a Estados Unidos se va porque pueden estudiar y jugar al baloncesto, y Valencia a mí me daba justo eso en una gran liga”, razona. No se arrepiente y consideración haber acertado con su decisión, como demuestra el hecho de que las puertas de la WNBA se hayan abierto para ella.



“ESTOY CENTRADA EN EL VALENCIA; TENGO UN CONTRATO AQUÍ”

Con todo, ese no es un viaje inmediato. Estar drafteada no le da un hueco seguro en el equipo, solo le conceden a un equipo sus derechos. Ahora, también depende de lo que quiera hacer Carrera, consciente de que el calendario de las ligas americanas juega a la contra de las jugadores europeas, ya que solapa los Eurobasket y los Mundiales, aspiraciones de muchas baloncestistas. Pero ese es un problema que ahora ni existe ni le preocupa: “Estoy centrada en el Valencia. Lo del draft due muy bonito y estoy encantada, pero no pienso en cómo compaginarlo porque tengo un contrato aquí que es en lo que tengo que centrarme”.



La decisión de quedarse en España tiene mucho que ver con la posibilidad de seguir formándose a la vez que desarrolla su carrera deportiva. En España todavía muchas deportistas pelean para lograr la profesionalización de su disciplina y no son pocas las mujeres que tienen que elegir entre el deporte o labrarse una vida laboral. En la WNBA, pese a que las condiciones son infinitamente mejores, las comparaciones en el aspecto económico con su homóloga masculina son odiosas.


Es en este punto en el que proyectos como el de Valencia Basket, con dos equipos en la máxima competición tanto masculina como femenina y cosechando éxitos por igual, toman una relevancia muy especial. 


Somos de los mejores de España porque Valencia da los mismos medios, servicios y facilidades tanto al equipo masculino como femenino. Al final se agradece y se tiene muy en cuenta”, puntualiza. Un camino que bien podrían seguir otros grandes como Real Madrid o Barcelona, algo que enriquecería todavía más la liga femenina. “Ahora mismo se está consiguiendo, aunque está costando. En los medios no generamos tanto, pero poco a poco creo que se va consiguiendo y muchos clubs se sumarán”, confía.


¿CARRERA EN TOKIO?

Más allá de Valencia, la otra camiseta que espera volver a vestir pronto Carrera es la de la selección, una puerta que derribó este curso con su primera convocatoria y una oportunidad que espera le brinden de nuevo pronto. Este tal vez sea el reto más difícil, ya que las pupilas de Mondelo son la mejor generación de nuestro baloncesto con una década cargada de medallas, entre ellas varios oros europeos, un subcampeonato del mundo y una plata olímpica.


Es un sueño cumplido. Es la gente a la que has admirado desde pequeñita. Yo veía a Laia Palau con 10 años y a otras jugadoras con las que compartí pista. Estar con ellas, compartir con ellas, que me ayudasen...un sueño”, recuerda con emoción. Una llegada favorecida por el echo de compartir vestuario con ilustres como Laura Gil o Queralt, que facilitaron su desembarco y adaptación en un equipo tan lleno de estrellas. “Me ayudaron mucho, no me puedo quejar”, admite con una sonrisa.


Raquel carrera espau00f1a

Carrera ya sabe lo que es vestir la camiseta de España | Foto: FEB


Ahora, y si bien podría parecer que poco queda por hacer, todavía podría coronar su gran año en Tokio. Las Olimpiadas, que todavía parecen una incógnita, están en el horizonte de la auriense, otro sueño al que no renuncia. “Ojalá. Ojalá, pero es muy difícil. La plantilla de la selección es muy buena y está complicado entrar. Pero he trabajado y voy a trabajar para poder estar ahí”. Así, con un sencillo “¡A ver si se da!”, deja su candidatura para la cita olímpica la jugadora del futuro, que con esa naturalidad, como natural es la magia que deja en la cancha, consigue dejarnos boquiabiertos en cada partido.   







relacionada La ourensana Raquel Carrera a la mejor liga del mundo de baloncesto logrando el 15º en draft de la WNBA

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH