miércoles, 20 de enero de 2021
Entrevista al Dr. Josep Boyra Amposta

El sorprendente viaje del turismo

José Luis Meneses

A nadie sorprende que con el término “turismo” se nos hable de viajes y de todo lo referente a ellos: desde dónde hasta dónde, cómo desplazarse, dónde alojarse, que visitar… Pero, cuando lo que pretendemos es concretar el viaje del turismo, sorprende hasta la propia expresión, “el viaje del turismo”, y no digamos, si lo que nos interesa es saber dónde empieza y dónde acaba ese singular viaje. Cuando acudimos a los estudios sobre esta materia, encontramos que algunos fijan su inicio en el siglo XIX; otros nos dicen que la Grecia clásica ya se hablaba de ocio; otros nos hablan de las peregrinaciones religiosas de la Edad Media y otros nos hablan de que fue en Roma, en la Edad Moderna, cuando aparecen los primeros alojamientos con la palabra “hotel”. Si opiniones tiene el “inicio”, sobre el “hacia dónde va” provoca acaloradas discusiones, y no digamos sobre el “cuándo y a dónde llegará”. Como fenómeno social, cultural y económico, es imposible establecer el principio y el final de “el viaje del turismo”.


Como sucede en otros ámbitos, hemos de recurrir a los profesionales para que nos orienten, como se está haciendo con el equipo científico sobre el COVID 19, y no debemos dejar el timón en manos inexpertas. Por ello, acudo a las instalaciones de la Escuela Universitaria Formatic Barcelona, adscrita a la Universidad de Girona donde se estudia e investiga, expandiéndose el conocimiento, para que nos ilustren sobre el tema. Me recibe el Dr. Josep Boyra, cuyos datos referencio al final de la entrevista y, tras una breve y amistosa conversación, iniciamos sin más preámbulos la entrevista con esta primera cuestión:


1 (2)

Dr. Josep Boyra Amposta. Fotografía: EUFB


¿Cuáles son a su entender los retos a los que se enfrenta el turismo actualmente?


El sector empresarial turístico debe adaptarse a la revolución industrial 4.0 caracterizada por el auge de la inteligencia artificial como elemento central de esta transformación. En efecto, la acumulación creciente de grandes cantidades de datos, big data, el uso de algoritmos para procesarlos, y la interconexión masiva de sistemas y dispositivos digitales tienden a organizar los medios y procesos de producción de bienes y servicios de forma más eficiente preservando, a priori, más y mejor los recursos. Todo ello debe contribuir a asegurar un desarrollo equilibrado del turismo que genere valor agregado a la economía y asimismo a las poblaciones locales.


¿Qué piensa usted del papel que han de desempeñar los agentes encargados del desarrollo turístico?


La innovación en la gestión es fundamental para que el sector turístico pueda contribuir eficazmente al desarrollo sostenible y al logro de los objetivos de la Agenda 2030. La administración debe coordinar sus esfuerzos para promover la innovación a diferentes escalas entre los diferentes agentes públicos y privados responsables del desarrollo turístico. Es igualmente necesario seguir profundizando en nuevas formas de colaboración entre la universidad y el tejido productivo turístico para facilitar la consecución de estos objetivos compartidos. Para ello, el aula debe convertirse en un espacio que genere conocimiento y al mismo tiempo proporcione a los estudiantes una formación integral que les permita adaptarse a las necesidades de un sector en franca transformación que requiere de profesionales creativos capaces de innovar.


¿Cree entonces que la formación es un vector fundamental para afrontar con éxito el futuro del turismo?


Sí, desde luego. La revolución industrial 4.0 está repercutiendo en nuestra sociedad transformando profundamente áreas específicas de nuestra vida como las vinculadas a la economía o a la formación. Por tanto, los estudiantes como futuros profesionales deben adquirir las habilidades necesarias a lo largo de sus estudios para adaptarse a un mercado donde las nuevas oportunidades laborales van configurando un nuevo tipo de capital humano. La universidad debe seguir comprometida con la formación para con la sociedad, revisando sus planes de estudio y estrechando su colaboración con los sectores productivos. Los graduados universitarios en turismo deben ser capaces además de, con su sentido ético de la profesión, contribuir a un desarrollo del turismo más sostenible.


2 (2)

Congreso Internacional: Creación y comercialización de productos turísticos. (2014) Fotografía: EUFB


¿Qué factores considera usted que son clave para el éxito del sector turístico?


Es importante recordar que las empresas de distribución de servicios y productos turísticos son la clave para una gestión eficiente y competitiva de los destinos. Por ello es necesario dotar a nuestra industria de empresas y profesionales que se dediquen al análisis de datos y a la toma de decisiones a partir de la integración de criterios medioambientales y de sostenibilidad. El sector turístico, así como otras industrias relacionadas como la salud, la alimentación, la educación ambiental o la tecnología necesitan ser comercializadas por la propia industria turística fortaleciendo el rendimiento económico de las empresas locales y contribuyendo a la redistribución de los beneficios en favor de las mismas y del conjunto del tejido productivo a escala local. De la capacidad del uso sistemático de aplicaciones informáticas y del correcto manejo y procesamiento de los datos en la gestión turística depende el éxito del sector.


¿Cómo cree usted que afectará la crisis sanitaria al turismo en los próximos años?


El turismo ha contribuido enormemente al aumento de los niveles de vida de la población y a la mejora del transporte y de las comunicaciones. El desarrollo turístico es, ha sido y será, un componente fundamental de dinamización económica de muchos territorios. En este contexto el impacto de la pandemia y sus efectos sobre el turismo a lo largo del año 2020 han sido muy negativos. Cabe esperar que a partir del 2021 se vayan relajando las restricciones progresivamente y con ello vuelva la confianza a los consumidores. En mi opinión se trata de un fenómeno coyuntural. Los desplazamientos turísticos internacionales se recuperarán registrando tasas de crecimiento incluso mayores a los vistos hasta la fecha. No hay que olvidar que el acceso al ocio y al turismo se pueden interpretar como un signo de identidad característico de las sociedades avanzadas siendo la experiencia de la práctica turística uno de los valores sociales más extendido y generalizado en la actualidad.


¿A qué otros riesgos considera usted puede estar expuesto el turismo?


Existe un cierto consenso entre los actores y expertos en turismo que señalan un agotamiento del modelo turístico convencional debido a las alteraciones ambientales derivadas de nuestro desarrollo. Se dan, cada vez con mayor frecuencia e intensidad, una serie de impactos asociados al calentamiento global, también conocido como cambio climático, que van en detrimento de la propia actividad y salud humanas. Así, por ejemplo, destinos costeros e insulares se ven afectados por la pérdida de biodiversidad y/o por el aumento del nivel del mar provocado por el deshielo de los casquetes polares. Este fenómeno pone en peligro la continuidad de muchas actividades económicas y, en particular, el desarrollo turístico debido, entre otras causas, a la gradual pérdida de atractivo del destino. Asimismo, el incremento paulatino de la temperatura tiene, cada vez más, un impacto negativo sobre los espacios de montaña dotados de infraestructuras turísticas como son las estaciones de deportes de invierno que ven peligrar la rentabilidad y viabilidad de su negocio a medio y largo plazo.


El fenómeno del calentamiento global es desde luego una amenaza para el conjunto de la población mundial que requiere y obliga a la comunidad internacional a adoptar un modelo de desarrollo más eficiente que preserve, más y mejor, los recursos de los que disponemos. ¿Existen a su parecer otro tipo de amenazas a las que el turismo debe hacer frente?


El turismo de masas ha conllevado una creciente estandarización que tiende a uniformizar la oferta haciéndola menos atractiva. Es por ello muy conveniente que el destino turístico se organice de tal modo que consiga generar el máximo valor añadido mediante una estrategia bien definida de diferenciación y posicionamiento de su producto. El cuidado del paisaje y el equilibrio, en general, entre desarrollo y explotación de los recursos territoriales son componentes clave para alcanzar la competitividad del destino a largo plazo. Por otro lado, la calidad de los servicios turísticos depende en gran medida de las fuertes inversiones a las que deben hacer frente los empresarios, de forma cada vez más recurrente, dirigidas a revertir los procesos acelerados de obsolescencia de su oferta derivados, fundamentalmente, de las constantes actualizaciones tecnológicas. Las condiciones laborales de los empleados, a menudo excesivamente precarias, constituyen también una grave limitación que le corresponde resolver al sector.


¿Cómo cree usted entonces que se pueden mejorar las condiciones del empleo en el sector turístico?


Es necesario poner el énfasis en la formación en turismo a corto, medio y largo plazo. Han de ser las nuevas generaciones de graduados las que han de configurar un nuevo entorno profesional caracterizado por la especialización y la captación de talento que deje atrás el intrusismo y la falta de preparación para desempeñar las funciones propias y concretas de los distintos subsectores que conforman el turismo y que requieren de habilidades y competencias muy específicas. Con un entorno turístico más profesionalizado y competitivo será posible la innovación y el desarrollo de productos y servicios, con mayor valor añadido, capaces de generar nuevas fuentes de riqueza que contribuyan a mejorar las actuales condiciones laborales de los empleados en el sector. No hay que olvidar que el turismo, que al poco tiempo se convirtió de masas, irrumpió de forma espontánea durante la segunda mitad del siglo pasado y que los estudios en turismo a nivel de grado universitario existen tan solo desde los inicios del actual.


3 (2)

La D.G.T y la A.C.T de la Generalidad de Cataluña otorgaron galardón a la EUFB por: Mejor proyecto de conocimiento e investigación aplicado al sector turístico. (2014). Fotografía: EUFB. 


¿Qué opinión le merecen los planes de estudios en turismo que ofrecen actualmente las universidades?


Existen muy buenas facultades y centros adscritos que ofrecen titulaciones en turismo con elevados índices de empleabilidad lo cual es elemento muy positivo para el sector. Cabe, no obstante, mejorar la relación universidad-empresa que resulta esencial para avanzar y progresar social y económicamente. La formación práctica de los estudiantes es fundamental para estimular su capacidad de generar nuevas ideas como futuros profesionales y mejorar así el tejido empresarial. Asimismo, los planes de estudio han de incorporar y promover entre el alumnado, aún más si cabe, las dinámicas emprendedoras, las experiencias interculturales y el trabajo colaborativo. Los consejos asesores de las diferentes titulaciones son igualmente convenientes y necesarios para asegurar la adaptación y mejora continua de los proyectos formativos contribuyendo así, en todo momento, a que el perfil del graduado sea el más idóneo para afrontar con éxito su carrera profesional.


¿Cuáles son a su parecer otras áreas a fortalecer en el ámbito de la formación superior en turismo?


La innovación docente, mediante planes de formación continua del personal docente e investigador (PDI), la atención personalizada y sistemática al estudiante a través de planes integrales de tutorías a lo largo de todas las etapas de los estudios, la generalización del uso de las tecnologías de la información y la comunicación en la docencia y la investigación así como la promoción de un entorno multilingüe gracias a acuerdos internacionales que favorezcan la movilidad y adaptabilidad de los estudiantes frente a experiencias académicas y prácticas en el extranjero son algunos de los componentes estratégicos que la formación superior en turismo debe reforzar. La investigación es un área igualmente a fortalecer para mejorar las competencias de los estudiantes, en términos de capacidad de innovación y de resolución de problemas, que permita una mejora sustancial del sector turístico a medio y largo plazo.


¿Qué recomendaría usted por último al sector turístico?


Nos caracterizamos por ser un destino eminentemente receptor basado, a pesar de los progresos registrados, más en la cantidad que en la calidad. Es fundamental adoptar una visión más amplia del negocio turístico y desarrollar nuestra propia industria, en términos no solo de destino receptor sino, como un conglomerado de empresas líderes en la gestión de la intermediación de los servicios turísticos y el transporte de pasajeros a escala global y, en particular, en la distribución y comercialización de los diferentes productos turísticos a nivel internacional. De este modo, el sector alcanzará mayores cuotas de rentabilidad que revertirán positivamente en el conjunto de nuestra sociedad y territorio.


BIOGRAFÍA DE JOSEP BOYRA


Josep Boyra Amposta es subdirector de la Escuela Universitaria Formatic Barcelona, EUFB, adscrita a la Universidad de Girona y responsable del Grupo de Investigación para el Análisis y la Planificación del Turismo (GREPAT-EUFB). Es Doctor acreditado en geografía con mención de doctor europeo. Su tesis doctoral: Turismo y Medio Ambiente en la región del Ática. Un análisis espacial a diferentes escalas (Universidad de Barcelona, 2005) investiga sobre las relaciones de interdependencia que existen entre el desarrollo y dinamismo del turismo y las características del medio ambiente en el cual éste se desarrolla. En octubre de 2014, la Dirección General de Turismo y la Agencia Catalana de Turismo de la Generalidad de Cataluña otorgaron a la EUFB una mención especial, en la categoría de Mejor proyecto de conocimiento e investigación aplicado al sector turístico, por su investigación en 3 volúmenes sobre la comarca del Pallars Sobirà como destino turístico de interior y de montaña. Cabe destacar igualmente la celebración del 8º Congreso Internacional de Turismo que organiza anualmente la EUFB, y que en esta nueva edición lleva por título PERSPECTIVAS DE RECUPERACIÓN DE LA ECONOMÍA TURÍSTICA - Necesidades de formación para una gestión turística adaptativa e innovadora, y que se celebrará en la Casa Marfà, sede de la EUFB en el Paseo de Gracia 66 de Barcelona, los días 5 y 6 de julio de 2021, en el marco de las actividades de investigación y transferencia del conocimiento que desarrolla regularmente esta Escuela Universitaria.


4 (1)

8º Congreso Internacional de Turismo. Perspectivas de la recuperación de la economía turística. 5 y 6 de julio de 2021. Fotografía: EUFB


logo insolito

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH