Los empresarios turísticos lamentan la falta de empatía del Ayuntamiento de Barcelona con el sector en plena crisis

Purificació González

El 1 de junio el Ayuntamiento de Barcelona ha empezado a aplicar  una tasa turística - recargo municipal de Barcelona a las pernoctaciones- a los pocos hoteles que han abiertos en la ciudad condal tras el parón por pandemia. Y estos han puesto el grito en el cielo.



HotelesBarcelona

Una habitación de un hotel de Barcelona/ @EP


Ni el hecho de que más de la mitad de los establecimientos turísticos de Barcelona estén cerrados ha sido motivo suficiente para no cobrar esta tasa municipal, creada para compensar los efectos nocivos del turismo, según el gobierno de Colau, y que ha provocado la indignación de los hoteleros cuando acaban de iniciar lo que se prevé una lenta recuperación por el Covid 19. Y parece ser que el Tribunal Supremo no lo considera ilegal sino adecuado, según una reciente sentencia, conocida también este mes de junio a los pocos días de empezar una "incierta temporada estival" en la ciudad de Barcelona y el mundo entero.


Los empresarios turísticos  lamentan la “falta de empatía” del Ayuntamiento de Barcelona con el sector y denuncian que desde el uno de junio ha entrado en vigor el recargo de la tasa turística que fue aprobado en el otoño de 2019 pese a que se había pactado aplazarlo hasta la recuperación de la actividad turística cosa que niegan en el consistorio barcelonés.


El gravamen que paga el visitante por cada noche que pasa en un hotel o un apartamento turístico se aprobó en 2012. La recauda la Generalitat y actualmente, en el caso de Barcelona, la mitad de lo ingresado lo gestiona el consistorio después de que en los primeros años fuera un 30%. Además caber recordar que la parte de la Generalitat del impuesto no entrará en vigor hasta octubre de este 2021, para que el sector coja aire .


Hasta el otoño de 2019, la tasa oscilaba entre los 0,65 y 2,25 euros por noche, según la categoría de los hoteles.  Pero ahora ese recargo supondrá 0,75 euros para todo el mundo sin exepción.  “Existía el compromiso de aplazarlo de nuevo hasta el otoño pero no lo han cumplido”, se lamenta ante los medios el director del gremio, Manel Casals. 


Porque parece ser que hay promesas no "escritas" que se las lleva el viento y se derriten como los helados con el calor del verano.



ENTRA EN VIGOR EL RECARGO DEL AYUNTAMIENTO A LOS ESTABLECIMIENTOS TURÍSTICOS

El recargo municipal de Barcelona sobre las estancias en Establecimientos turísticos, entró en vigor el 1 de junio de este 2021.  La ordenanza contempla que en 2021 tenga una cuota de 0,75 € por persona y noche; 1 € en 2022 y 2023 y, finalmente, 1,25 € en 2024.

Según han explicado a Catalunyapress fuentes del Ayuntamiento mientras el  impuesto de la Generalitat que se cobrará a partir de octubre contempla una tarificación por categorías, el impuesto municipal barcelonés, que ya se aplica y cobra a todo el mundo, espacios hoteleros grandes y pequeños, es la misma cantidad. 


Tarifes

Cuadro del impuesto Generalitat que se cobrará a partir de octubre.



Recarrec ajuntament

Cuadro del recargo municipal del Ayuntamiento de Barcelona


De hecho en el pleno del mes de mayo de 2021 el regidor de turismo, Xavier Marcé, explicó la situación del sector y el por qué del recargo y su aplicación.



Pleno

Visualizar el pleno en su 2h 03'


EL TC HA DECLARADO CONSTITUCIONAL LA TASA TURÍSTICA Y EL RECARGO DE BARCELONA 


El Tribunal Constitucional (TC) hizo público hace unos días, el 9 de junio,  una sentencia en la que avala el impuesto de la Generalitat de Catalunya que fija una tasa turística a los visitantes que lleguen en crucero a la comunidad y que se aprobó en pleno estado de alarma. Desde entonces apenas han llegado cruceristas a Catalunya como consecuencia de la pandemia, por lo que la recaudación ha sido casi nula.


La sentencia del Constitucional descarta el recurso del PP contra el artículo 5 de la ley que aprobó en abril del 2020 el Parlament para crear un impuesto sobre instalaciones que inciden en el medio ambiente, que establecía una tarifa diaria a pagar por cualquier estancia turística en Catalunya, cuya cantidad variaba en función del tipo de alojamiento, la duración y la población.


El Constitucional afirma que no existe en la ley catalana “discriminación” entre visitantes a Catalunya sin pernoctación en función del medio de transporte por el que se llegue a una ciudad de esa comunidad, “porque este impuesto, no somete a gravamen las visitas turísticas a ciudades catalanas, sino las estancias en establecimientos turísticos situados en Catalunya”.


En el caso de Barcelona, según expuso en el proceso la abogada de la Generalitat, "el recargo pretende compensar los efectos de superior densidad turística" y "que se produce en la ciudad de Barcelona durante todo el año no es equiparable a ningún otro municipio".


De esta manera la aplicación de ambos impuestos el autónomico y el local son de obligado cumplimiento, con pandemia y sin pandemia. Y el sector hotelero de la ciudad está que arde.


Seguiremos informando...

logo insolito

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH