martes, 22 de octubre de 2019

Guardiola se acobarda en su defensa de las libertades al hablar de su jefe

|

Guardiola 2


El entrenador del Manchester City, Pep Guardiola, se ha mostrando contundente en su defensa de los políticos catalanes que se encuentran en prisión e incluso ante la amenaza desanción de la Federación Inglesa de Fútbol ha asegurado que continuará llevando el lazo amarillo, símbolo para los que piden la libertad de estos políticos, aunque se en el bolsillo.


El ex jugador del FC Barcelona dice revelarse ante esta situación alegando que su apoyo a la libertad de expresión, pero parece hacer la vista gorda cuando se trata de su jefe, el jeque Mansur bin Zayed Al Nahyan, dueño del club inglés.


Mansur es también el ministro de asuntos presidenciales de Abu Dhabi, hermano de Mohamed bin Zayed al Nahyan, el principe heredero del emirato,  y pertenece a la familia que gobierna este Emirato donde las libertades brillan por su ausencia uno de los Emiratos Arábes donde las libertades brillan por su ausencia.


Pero Guardiola, adalid del indepentismo y erigido nuevo defensor de las libertades, tiene una vara de medir distinta cuando se trata de valorar a quien le paga y no encuentra tan importante que el dueño del club esté relacionado con uno de los países donde ni tan siquiera se puede votar a sus mandatarios


Esta actitud fue muy clara en la pasada rueda de prensa del entrenador del Manchester City, donde Guardiola ha vuelto a defender la independencia de Catalunya, el referéndum ilegal y la libertad de los políticos presos. Minutos después de tales alegatos cuando uno de los periodistas presentes le preguntó cómo puede decir que defiende la libertad y trabajar para el jeque de Emiratos Árabes. De repente, el catalán enmudeció.


La respuesta posterior a los segundos de silencio que demostraron la incomodidad del ex jugador del Barça fue muy diferente a su condena a las decisiones judiciales españoles. Guardiola solo apuntó que "todos los países deciden el modo en el que quieren vivir.Yo estoy en un país con una democracia establecida hace años y trato de proteger esa situación". Curiosa y "muy equitativa" manera de comparar la libertad de quien le paga frente a la democracia española.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH