El Parlament reivindica la Presidencia de Puigdemont pero no ratifica la independencia

|

Pleno

Pleno del Parlament


El pleno del Parlament ha aprobado este jueves con los votos de JxCat, ERC y la CUP una resolución que ratifica "la confianza en Carles Puigdemont como presidente" de la Generalitat de Catalunya, pero ha evitado ratificar también la declaración de independencia del 27 de octubre de 2017.


Los tres grupos independentistas han aprobado así una restitución simbólica del presidente cesado y actualmente en Bélgica, pero no lo han investido de forma efectiva, ya que esto abriría un nuevo contencioso con el Tribunal Constitucional.


La resolución aprobada también reivindica el referéndum del 1 de octubre de 2017, y califica de "ilegal e ilegítima" la destitución de Puigdemont y de su Govern que se hizo efectiva cuando el Senado dio luz verde a la aplicación del artículo 155 de la Constitución.


El documento transaccionado entre JxCat y la CUP exige que cejen las injerencias del Estado a través de instancias judiciales que quieren impedir "la voluntad democrática de los representantes del pueblo de Catalunya y la que fue legítimamente expresada en el referéndum de autodeterminación del 1 de octubre".


La enmienda original de la CUP introducía un párrafo en la propuesta de resolución de JxCat por el que el Parlament se reafirmaba y reiteraba "en la declaración de independencia y en la proclamación de Catalunya como un Estado independiente en forma de República, que fueron votadas y aprobadas el 27 de octubre del 2017", que no aparece en el texto definitivo.


La Mesa del Parlament ha rechazado este jueves los recursos que PSC, Cs y PP habían presentado para que no se tramitasen las enmiendas de la CUP que quieren que el Parlament se ratifique en la declaración de independencia del 27 de octubre.


Estas enmiendas ya no se aprobarán porque la CUP y JxCat han pactado un resolución alternativa y rebajada respecto a la propuesta inicial de los 'cupaires', pero, para poder votar esta resolución en el pleno, había que tramitar primero las enmiendas.


LOS LETRADOS ADVIERTEN DE PROBLEMAS JURÍDICOS


Los letrados del Parlament han advertido este jueves de que la resolución pactada entre JxCat y la CUP podría abrir un nuevo contencioso con el Tribunal Constitucional (TC).


El problema que se ha planteado es que, para tramitar la resolución transaccionada que evita ratificar la declaración de independencia, primero hay que tramitar las enmiendas independentistas de la CUP sobre las que pesa una advertencia del Estado.


Los letrados han advertido de que la mera tramitación de las enmiendas, aunque luego no se aprueben, ya puede ser constitutiva de que la Cámara entre en confrontación con las sentencias del Constitucional sobre el proceso soberanista.


CS PIDE FRENAR LA RESOLUCIÓN 


El portavoz de Cs en el Parlament, Carles Carrizosa, ha pedido en el pleno frenar la resolución pactada entre JxCat y la CUP, por considerar que no era compatible con las sentencias del Tribunal Constitucional sobre el proceso soberanista.


Carrizosa ha alegado que su grupo tiene derecho a presentar una solicitud de reconsiderar la resolución para que la Mesa decida si la frena o no, pero el presidente de la Cámara, Roger Torrent, lo ha desestimado y el pleno ha continuado sin abordar la demanda de Cs.


JXCAT


El diputado de JxCat Quim Torra ha avisado que su grupo no renunciará "ni un milímetro" a defender la libertad, la independencia y la república, y ha criticado las actuaciones judiciales y policiales contra el soberanismo.


Ha afirmado que la resolución en defensa de la legitimidad del Govern cesado y de Carles Puigdemont es un nuevo punto de partida del proyecto republicano: "Emprendemos hoy el proyecto de República para Catalunya".


ERC


La líder de ERC en el Parlament, Marta Rovira, ha pedido hacer compatible la reivindicación de que Carles Puigdemont (JxCat) es el presidente legítimo de Catalunya, con la necesidad de impulsar de forma urgente un Govern "efectivo" que opere desde Catalunya.


Rovira ha expuesto que formar un Ejecutivo en Catalunya es la única forma viable de acabar con "la dictadura" del artículo 155, por lo que ha concluido que el pacto con JxCat y la CUP para arrancar la legislatura no puede demorarse más.


CUP


El líder de la CUP en el Parlament, Carles Riera, ha reivindicado  la declaración de independencia de 2017 y ha lamentado las "reculadas" de JxCat y ERC en el despliegue de la hoja de ruta republicana.


En su intervención en el pleno, ha avisado de que, cuando el independentismo "retrocede un paso, el Estado avanza dos, y cuando hace autonomismo y no república, el Estado responde con recentralización".


ICETA RECHAZA INVESTIR A ENCAUSADOS COMO SÀNCHEZ


El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha rechazado que se produzca la investidura de un candidato que esté encausado como es el caso de Jordi Sànchez o de Jordi Turull, y ha criticado que el independentismo haya pactado crear estructuras de gobierno republicanas en Bélgica.


Ha defendido que se debe recuperar "el principio de realidad" cuanto antes para desencallar el bloqueo institucional e investir a un presidente que esté libre de causas judiciales y gobierne para todos los catalanes.


"Consideramos inapropiadas las candidaturas de personas inmersas en procedimientos judiciales abiertos, estén o no en prisión preventiva y, si bien respetamos la presunción de inocencia, no creemos que puedan dedicarse con plenitud" a ejercer su cargo, ha detallado, subrayando que el PSC respeta a todos los posicionamientos políticos pero exige que cumplan la ley.


Iceta ha defendido que debe activarse la cuenta atrás de la legislatura para apremiar a los partidos mayoritarios a formar un Govern que respete la legalidad cuanto antes y poner así fin al artículo 155 de la Constitución: "No tiene sentido reeditar, aunque sea simbólicamente, vías que han fracasado, que han sido un engaño y que han tenido tantos costes económicos, políticos, sociales y personales".


CATEPC: EL PARLAMENT NO ES FRAGMENTABLE


El presidente de CatECP en el Parlament, Xavier Domènech, ha advertido a JxCat y ERC de que el Parlament de Catalunya es la representación de la voluntad del pueblo de Catalunya y por tanto no es fragmentable ni alienable: "No se pueden crear otras instituciones".


"Cuando se hace esto representando sólo al 47%, no se está renunciado solo a representar al Parlament, sino a representar al pueblo de Catalunya. Se renuncia a Catalunya", ha dicho en el pleno de desbloqueo institucional, en referencia al acuerdo de investidura de JxCat y ERC que propone un Parlament y un Govern paralelo en Bélgica presidido por Carles Puigdemont (JxCat).


Sobre esos acuerdos, ha criticado que se estén repartiendo despachos sin realizar debates de país generando incertidumbre en la ciudadanía a la que no se le ha dicho el plan de gobierno para la legislatura y sólo se ha hablado de nombre como el de Jordi Sànchez para presidir la Generalitat, algo que podría llevar a "mayores bloqueos".


"Si se decía que había que preservar a Puigdemont en el extranjero para no tener un presidente en la prisión, ¿cómo explican ahora que quieran un presidente que está en la prisión?", ha planteado, y ha exigido a la mayoría parlamentaria que piense en el futuro en vez de en el pasado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH