​La enfermería urge una ley que evite agresiones tras constatar 55 ataques a sanitarios cada día

|

Campau00f1a  satse stop agresiones


El sindicato de enfermería Satse ha reclamado una nueva ley que evite las agresiones que estos profesionales sanitarios perciben por parte de pacientes y familiares, y es que en España cada día se producen 55 agresiones físicas y verbales, lo que supone 20.000 al año.


De las agresiones registradas, sobre todo a enfermeras porque son mayoritarias en el sector, tan sólo se denuncia el 11 por ciento de los casos, un porcentaje mínimo que el sindicato atribuye a que existe cierta normalización en estas conductas al atribuirlas a momentos de nerviosismo.


Satse ha puesto en marcha la campaña '#Stop agresiones. Nada justifica una agresión', que han presentado este miércoles en Barcelona el secretario de Acción Sindical, David Carbajales, y el delegado de Satse en Vall d'Hebron, Raúl Ceresuela.


Según sus datos, ocho de cada diez profesionales de la enfermería han sufrido alguna agresión física o verbal, como golpes, empujones, amenazas, insultos o vejaciones.


Por ello, se han puesto en contacto con grupos parlamentarios para impulsar un proyecto de ley que prevenga estas actitudes y en el que incluyen, por ejemplo, implantar actuaciones disuasorias, como instalar timbres en plantas o que profesionales de urgencias y plantas específicas lleven un pulsador.


Satse David Carbajales y Rau00fal Ceresuela

David Carbajales y Raúl Ceresuela


El objetivo de la campaña es sensibilizar a la población de la necesidad de respetar a las enfermeras y a no dar por hecho que agredirlas forme parte de su trabajo. La nueva campaña cuenta con más de 60.000 carteles, 200.000 trípticos y 300.000 adhesivos.


Argumentan que es necesario concienciar a los usuarios que problemas como los recortes en sanidad o retrasos de pruebas e intervenciones quirúrgicas son consencuencia del sistema, no del trabajador.


Según datos de Satse, el 63% de las agresiones son verbales, el 35% físicas y verbales y el 2% físicas. Sólo en 2017, en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona hubo 13 denuncias por agresiones físicas y 35 verbales, y en el Hospital de Bellvitge 11 físicas y 18 verbales.


PISTOLAS EN URGENCIAS


La mayoría de agresiones se producen en centros hospitalarios y, dentro de estos, en urgencias, donde han casos en los que han entrado con cuchillos, navajas y pistolas.


Las causas de estas agresiones son, en un 40%, la disconformidad con la atención recibida, por ejemplo cuando se da de alta a un paciente y éste considera que es muy pronto, o cuando se retrasa alguna prueba.


Carbajales ha insistido en que "no hay justificación" para ningún tipo de agresión y ha remarcado la importancia de visibilizar el problema. Además, el hecho de que sea una profesión feminizada hace que muchas de las agresiones tengan un contenido machista ya que se percibe a la mujer como a una persona sumisa.


Ceresuela ha destacado la necesidad de notificar las agresiones, ya sea a la sección sindical o a Recursos Humanos del hospital para poner en marcha asesoría jurídica, y ha subrayado la convicción de que el profesional no está indefenso y tiene derechos, como llamar a Mossos o pedir el traslado del agresor a otro centro.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH