martes, 25 de febrero de 2020

​Llarena procesa este viernes a gran parte de los investigados por rebelión y podría modificar las libertades bajo fianza

|

Imputados miembros del GovernRull, Forn, Romeva, Turull y Borras llegan a la Audiencia Nacional para declarar


El magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que investiga la causa del proceso soberanista en Catalunya, dará este viernes un impulso decisivo al procedimiento y para ello ha citado a todas las partes personadas -la Fiscalía, la Abogacía del Estado, la acusación popular ejercida por Vox y las defensas de 22 de los investigados (todas menos los de los seis que permanecen huidos)- para comunicarles el auto de procesamiento, que fijará que conductas delictivas se imputan concretamente a cada uno de los implicados.


Poco antes de las 10,30 horas se ha conocido la noticia de que la secretaria general y ex portavoz de ERC en el Parlament, Marta Rovira, no se ha presentado ante el Tribunal Supremo y ha anunciado por carta que se irá al "exilio".


Entre ellos se encuentran el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras; el exconseller de Interior Joaquim Forn; al exresponsable de la ANC, Jordi Sànchez, y al presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, todos ellos en prisión preventiva.


También se conocerán los cargos concretos que pesan sobre el último candidato a la Presidencia de la Generalitat, Jordi Turull, sobre la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, la exportavoz de ERC Marta Rovira y contra otros tres miembros del Govern cesado: Raül Romeva, Josep Rull y Dolors Bassa.


De los seis, solo Turull, Rull y Romeva conservan sus escaños en el Parlmanet. Rovira, Forcadell y Bassa, de ERC, anunciaron ayer a por la noche en el Parlamento catalán que renunciaban a sus escaños. 


Los seis han sido citados a las 10.30 horas por el juez para que se celebren unas vistillas en las que se revisará su actual situación procesal, que es de libertad bajo fianza.


Esta circunstancia podría variar dado que Vox se plantea pedir prisión provisional para todos ellos -es casi seguro en el caso de Turull- y la Fiscalía podría adoptar la misma posición ya que en su día pidió su ingreso si bien finalmente pudo ser eludido con fianza.


La decisión es clave, puesto que los seis citados son diputados en el Parlament y de entrar en la cárcel deberían pedir permiso a Llarena para poder acudir a las sesiones -que incluirían una eventual de investidura- o bien delegar su voto.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH