El Barça arrolló al Sevilla en la final de la Copa del Rey

|


Baru00e7a


Valverde apostó por su mejor once contando con los Messi, Iniesta, Busquets, Piqué y compañía que ofrecieron su mejor versión para arrollar al Sevilla durante los 90 minutos de partido. 



Dos goles de Suárez, uno de Messi, otro de Iniesta y uno de Coutinho valieron para que el Barça se llevara su cuarta Copa del Rey de forma consecutiva y le ofreciera un nuevo título al capitán Iniesta que se marchó ovacionado tanto por culés como por sevillistas- en el minuto 87 de partido.


Los de Montella, por contra, únicamente encontraban en las internadas de Navas la única forma de tratar de acercarse al marco defendido por Cillessen, pero no les alcanzaba ante el juego azulgrana.


 Leo fue el encargado de anotar el 0-2 a los 31 minutos y tras una gran jugada .  Apenas se llevaba un tercio de partido y se intuía que el Barça no se conformaba con el 0-2 y que al Sevilla se le iba a hacer muy largo el encuentro. El 0-3 fue otra jugada para enmarcar. A cinco minutos del descanso, una nueva triangulación, acabó en el segundo gol de la noche de Suárez. El uruguayo recibió de Iniesta, abrió para Messi y éste se le devolvió el balón dentro del área para que definiera a la perfección tras colarse entre los dos centrales sevillistas.



Iniesta


Iniesta quiso redondear su espectacular partido con un gol, así que decidió aliarse de nuevo con Suárez y Messi. El uruguayo,  recuperó un balón en tres cuartos de campo para cedérselo al capitán, quien tras combinar con Messi, se coló dentro del área del Sevilla y, tras dejar sentado a su portero con un recorte, definió para firmar el 0-4. Solo habían pasado siete minutos desde la reanudación.


 El 0-5 llegó doble. Primero Coutinho consiguió marcar de jugada tras recibir de Luis Suárez, pero el Gil Manzano decidió anular la ley básica del fútbol -penalti, gol es gol- y optó por señalar las manos de Lenglet dentro del área. Aun así, Coutinho, que recibió el balón para que fuera él encargado de lanzarlo, tampoco falló desde los 11 metros y puso la manita a una final que pasará a la historia por la ovación que recibió Andrés Iniesta de todo el estadio en su última final como azulgrana, tras ser sustituido por Denis Suárez en el minuto 87. 



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH