El Madrid gana su 13ª Champions ante el Liverpool

|

Benzema champions


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha felicitado al Real Madrid por su victoria frente al Liverpool por 3-1 en la final de la Champions League, disputada en el Olímpico de Kiev.


"Hasta el final, ¡vamos Real! Enhorabuena, campeones. Hala Madrid", ha escrito el jefe del Ejecutivo en su cuenta de Twitter.


El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, también han dado la enhorabuena al conjunto merengue tras la conquista de su tercera 'Orejona' consecutiva.


"Implacables. Otra Champions League que se viene para Madrid. Ya son trece y tercer título europeo consecutivo. ¡Enhorabuena al Real Madrid y a toda la afición merengue!", ha celebrado Sánchez; mientras que Rivera ha apuntado: "Enhorabuena al Real Madrid y a toda la afición merengue, nuevamente campeones de Europa. Otro hito para el deporte español".


UN BELLO DUELO


Real Madrid y Liverpool (3-1) ofrecieron un bello duelo como final de la Liga de Campeones y dejaron para el recuerdo La Batalla de Kiev, en la que el portero alemán Loris Karius, con dos errores ridículos, capitalizó el protagonismo. Sus errores engordaron la victoria de un Madrid redivivo con Gareth Bale, revulsivo cuando la final estaba empatada.


El Liverpool sorprendió de salida con un fenomenal partido en intensidad y actitud, lo que le valió para dominar y hasta apabullar por momentos ante un rival irreconocible. Aunque sin goles. Que es, a fin de cuentas, lo que más importa contra el Madrid en previsión de lo que pasará después. En un comienzo de final quizás inesperado en cualquier libreto previo, los de Klopp se lanzaron a ganar la final con su mágico tridente Salah-Firmino-Mané. Y pareció que lo conseguirían.


El Madrid era un flan y el Liverpool, la cuchara. Tal cual. Se lo comía de primer plato como si fuera un goloso postre. El repaso no tenía, eso sí, confirmación en el marcador, el gran debe ‘red’, la principal virtud blanca. El Madrid era un ´pinball’ defensivo y emergía Navas como el porterazo que es. Así iban salvando las oleadas para dejar la portería a cero. Entonces apareció el primer detalle definitorio en Kiev: Una llave de judo de Ramos a Salah, que acabó con el egipcio retirado del partido a la media hora.


Esto marcó un primer tiempo comandado por el Liverpool. Tan solo la muralla defensiva del Madrid, más un excelente Keylor Navas, aplazaron la definición de la final. El gol anulado a Benzema tras el cabezazo de Cristiano, a los 43 minutos, tuvo su trascendencia, que el Madrid estuvo a punto de adelantarse a su manera, esa que tiene ‘copyright’ y que dice que da igual lo que pase que, al final, ganará.


En la segunda parte, con el precedente el año anterior de la resurrección madridista ante la Juventus, el juego ya estuvo más igualado. El efecto Salh dio alas a unos y empequeñeció a otros, como el portero Karius al regalar el 1-0 a Benzema tipo la dádiva de Ulreich con el Bayern también al francés. Cosas que le pasan al Madrid.


Al Liverpool le dio su orgullo post Salah para empatar, en un cabezazo simple pero muy inglés de Mané. Pero no sería suficiente. Nunca lo es ante una máquina de ganar de cualquier manera como es el Madrid europeo. El 2-1 de Bale, con otra chilena para el recuerdo como la de Cristiano en Turín, ya mostró el camino a La Décimotercera confirmado con el nuevo lamentable error de Karius a un tiro lejano de Bale. Son 13 pero a este paso serán 20. Y la siguiente toca en el Wanda Metropolitano.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH