Seis meses de cárcel para dos antidisturbios de los Mossos por golpear a un manifestante

|

Juicio mossos can vies

Juicio a los antidisturbios que desalojaron Can Vies.


La Audiencia de Barcelona ha condenado a seis meses de cárcel a dos antidisturbios de los Mossos d'Esquadra por haber golpeado con la porra en 2014 a un manifestante que estaba agachado dentro de un portal durante los disturbios por las manifestaciones contra el desalojo del centro okupado Can Vies, considerando que actuaron "con exceso".


La Audiencia absuelve a los otros tres acusados por la actuación policial dentro de un portal en la calle Galileu, cerca de la plaza de Sants, el 27 de mayo de 2014, y rechaza la petición de las acusaciones particulares de condenar a los cinco agentes por un delito contra la integridad moral.


El tribunal relata que ese día, en el marco de disturbios que se estaban produciendo en la zona de plaza de Sants, con quema de contenedores y barricadas, hubo un fuerte despliegue policial del que formaba parte la unidad de intervención Tropic 161, integrado por siete miembros, de los que cinco fueron acusados.


En un momento de la noche, sobre las 23.40 horas, los agentes bajaron de la furgoneta policial equipados con casco, porra reglamentaria y algunos con escudo para disolver a un grupo amparado tras una barricada que les lanzaba objetos, cuando otro grupo les hizo lanzamientos por la espalda, según los hechos probados.


El jefe de la unidad, también acusado, dio la orden de correr hacia este segundo grupo para evitar la agresión, entre las que estaban tres denunciantes, y tanto los policías como varias personas acabaron dentro de un portal de la calle Galileu, momento en que se produjeron las lesiones.


"Una vez allí, con la intención de dispersar a los presentes, varios de los agentes utilizaron el bastón de defensa policial golpeando en las piernas de algunos de ellos", relata la sentencia.


LO GOLPEARON CUANDO NO PRESENTÓ OPOSICIÓN


Considera probado que dos de los agentes acusados golpearon a un tercero en las piernas y la espalda con la porra cuando estaba "acuclillado, en posición defensiva y sin presentar oposición".


Así les condena por un delito de lesiones agravadas por empleo de instrumento peligroso a seis meses de prisión, suspensión de empleo y cargo público durante el tiempo de la condena y una indemnización de 2.800 euros.


A un tercer agente le considera autor de una falta de lesiones, si bien queda absuelto en base a la jurisprudencia del Tribunal Supremo, mientras que a los cinco acusados les absuelve de un delito contra la integridad moral.


La sentencia considera que los agentes actuaron "extralimitándose" al golpear al manifestante, pero aplica una eximente incompleta de cumplimiento del deber.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH