martes, 30 de noviembre de 2021

El tercer barco de la flota del Aquarius culmina la acogida en Valencia de 630 migrantes

|


Migrantes aquarius ep
La flotilla del Aquarius ha navegado con 629 personas de 26 nacionalidades (Europa Press)


El Orione de la Marina Militare italiana ha empezado a entrar al puerto de Valencia antes de las 13.00 horas de este domingo, y completa así la acogida de los tres barcos de la flota del Aquarius. En el último, el segundo más numeroso, con 250 personas: 228 hombres y 22 menores no acompañados --ninguna mujer--. De ellos, 17 presentaban problemas leves de salud los últimos días.


La embarcación ha iniciado su entrada en la bocana del muelle 1 del puerto sobre las 13.00, dos horas después de que lo hiciera el Aquarius de la ONG SOS Mediterráneo, y hasta seis más tarde del también italiano Dattilo, de la Guardia Costera. Ha llegado con una hora de retraso desde su llegada inicialmente prevista a las 12 del mediodía, aunque con un intervalo de tiempo menor que su predecesor.


Culmina así la acogida en España de los 629 personas de 26 nacionalidades rescatadas en costas de Libia que se negaron a recibir los gobiernos de Malta e Italia, tras una travesía de ocho días por el Mediterráneo.


El dispositivo de recepción ha arrancado a primera hora de este domingo, con la llegada del Dattilo a las 6.50 horas. Cuatro horas después, sobre las 10.45, ha finalizado el desembargo de las 274 personas que llevaba a bordo. Se trataba del navío más numeroso de los tres; en él iban 182 hombres, 32 mujeres y 60 menores no acompañados (ocho chicas y 52 chicos).


Un joven de 29 años de Sudán del Sur ha sido el primer inmigrante en completar todo el proceso de identificación y examen por parte de los policías y sanitarios desplegados en el puerto de Valencia.


EL AQUARIUS LLEGA TRAS OCHO DÍAS DE TRAVESÍA


El Aquarius, el segundo barco de la flota y el único que no depende de Italia, ha hecho su entrada por la bocana del Puerto de Valencia a alrededor de las 10.30 horas de este domingo, casi cuatro horas después del primero, con un total de 106 migrantes a bordo.


En esta embarcación, la menos numerosa de las tres, viajaban seis mujeres embarazadas y los diez menores acompañados, así como la mayoría de las personas (56) con problemas leves de salud.


La nave de la ONG SOS Mediterráneo ha completado la travesía de ocho días transportando a 51 hombres, 45 hombres, nueve chicos y ocho chicas. En cuanto a los menores no acompañados, ha llevado a dos chicas y cinco chicos.


El segundo navío ha empezado a entrar en la bocana pasados unos minutos de las 10.30, cuatro después de que lo hiciera el Dattilo, la primera embarcación dependiente de la Guardia Costera italiana, y previsiblemente tres horas antes de la última, el Orione de la Armada del país alpino.


El Aquarius ha alcanzado así puerto seguro con dos horas de retraso respecto a la previsión de que arribara a las nueve de la mañana, debido a que los sanitarios se han encontrado con más patologías leves de lo esperado entre los ocupantes del primer barco, la mayoría por quemaduras, malestares y escoriaciones en la piel.


EN BUEN ESTADO Y EN CONDICIONES ACEPTABLES


El presidente de Cruz Roja en la provincia de Valencia, Rafael Gandia, ha señalado este domingo que los migrantes que han llegado al Puerto de Valencia a bordo de la primera embarcación de la flota del Aquarius, el Dattilo, se encuentran, desde el punto de vista sanitario, en "buen estado en general y con condiciones aceptables".


Así lo ha explicado Gandia a los medios de comunicación, a los que ha detallado que los sanitarios no han encontrado "patologías de relieve" en los migrantes que ya están siendo atendidos en las instalaciones portuarias de Valencia.


Los efectivos han atenido a 28 hombres y una mujer embarazada, ya trasladada a un hospital; tres menores no acompañados; cinco personas han precisado de silla de ruedas en el desembarco y se han entregado los primeros kits de agua y alimentación, según la organización humanitaria, que ha apuntado que se encuentran con "buen" estado de ánimo aunque "muy fatigados".


En cuanto a los menores, ha puntualizado que media docena de los han llegado en la embarcación no iban acompañados de adultos, por lo que se ha seguido el protocolo de atención previsto para este tipo de situaciones.


En general, ha destacado, el desembarco se ha producido "con absoluta normalidad y tranquilidad" ya que la llegada escalonada de los buques "facilita las labores y todo está funcionando muy bien", por lo que, pese a algún retraso, "los trámites están funcionando según lo previsto".


Por su parte, el secretario de la federación internacional de la Cruz Roja y la Media Luna, Elhadji Amadousy, ha indicado que la atención está siendo la que esta organización proporciona en este tipo de situaciones en otras zonas geográficas para atender a las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad.


Ha agradecido la ayuda humanitaria de España por la acogida de los buques, así como a SO Mediterránea y Médicos Sin Fronteras por la labor que están llevando a cabo.


PERMISO DE 45 DÍAS POR MOTIVOS HUMANITARIOS


Los pasajeros de la flotilla del Aquarius, que ya ha comenzado a llegar a Valencia, tendrán autorizada una entrada extraordinaria a España por motivos humanitarios de 45 días una vez pasen los trámites documentales por parte de la Policía Nacional, según ha explicado a los medios el inspector jefe de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de Madrid, Bernardo Alonso.


En este sentido, ha apuntado que el procedimiento que se está realizando en el puerto por parte de los agentes - en torno a 200 de diferentes escalas-- en el puerto de Valencia con los migrantes del Dattilo, el único buque que ha llegado hasta el momento, se está desarrollando "con total normalidad" y "lo más rápido posible".


Según ha indicado, por parte del Gobierno se ha determinado que estas personas tengan un permiso de 45 días una vez pasen los trámites documentales en el propio recinto portuario. A partir de ese momento estarán tutelados por diferentes ONG y por parte del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.


"Nadie sale de la zona de seguridad perimetrada sin que esté identificado", ha dicho Alonso, quien ha señalado que por el momento "ninguno ha presentado ninguna documentación" y "simplemente han manifestado la nacionalidad". "Hay un compendio de nacionalidades, ciudadanos subsaharianos, asiáticos y magrebíes", ha dicho.


Ante la pregunta de si han detectado que alguno tenga una orden de expulsión anterior, ha indicado que lo están mirando. Sobre las peticiones de asilo, el inspector ha explicado que "hay un ofrecimiento por parte de las autoridades españolas de que todos tienen derecho a solicitar la protección internacional y se estudiará caso por caso, no es un tema que se pueda hacer generalidad, la gente que cumpla los requisitos se les dará el trámite legal oportuno".


Respecto a si alguno va a ir a un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), ha respondido que podrían ir "los que se encuentren en determinadas situaciones" y dependerá de las circunstancias individuales, hablándolo con la autoridad judicial.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH