martes, 22 de octubre de 2019

Guerra abierta entre los hermanos propietarios de Bon Preu

|

Photo 75307


El enfrentamiento entre los hermanos propietarios a partes iguales de la cadena de supermercados Bon Preu -Joan y Josep Font Fabregó, únicos accionistas y presidente y vicepresidente de la compañía, respectivamente- ha entrado en una fase abierta con riesgo para la supervivencia del grupo de distribución catalán.


Josep, que lleva años intentando ejercer su derecho de separación, quiere que su hermano le compre el 50% de acciones que posee. Pero la adquisición no se ha efectuado hasta ahora y la operación ha terminado en los juzgados.


Según informa 'La Vanguardia', el pasado 15 de junio Joan presentó a Josep dos valoraciones realizadas por firmas independientes del valor de sus acciones (una de 1.100 millones, establecida por Grant Thornton, y otra de 600 millones, realizada por KPMG), pero Joan no quiso aceptar ninguna de esas valoraciones externas.


El asunto ha quedado en manos del juzgado mercantil 8 de Barcelona, que no se pronunciará hasta octubre. Hasta esa fecha, los dos hermanos pueden intentar cerrar un acuerdo o, en caso de no llegar a un pacto, Joan podría repartir los lotes de la empresa siguiendo los estatutos del supermercado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH