Calvo defiende la devolución de los asaltantes de Ceuta por el uso de la violencia

|

Ceuta


La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha censurado el asalto a la valla de Ceuta el viernes por parte de más de un centenar de inmigrantes para traspasar la frontera, hiriendo a siete países, y ha señalado que "no es una manera aceptable de entrar a nuestro país".


Calvo ha diferenciado entre rescatar a personas del mar y asaltar una valla, y ha destacado que es inadmisible entrar de manera violenta.


"No va a consentir este Gobierno una situación como la que vivimos. Esta no es una manera aceptable de entrar a nuestro país, de forma irregular y violenta", ha explicado Calvo en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.


También se ha referido a los guardias civiles: "Tenemos a nuestros cuerpos de seguridad que tienen que afrontar situaciones muy complejas".


Asimismo, ha subrayado que el Gobierno de Pedro Sanchez ha actuado "estrictamente en el marco de la legalidad y la política migratoria europea".


Vallademelilla 1


Según la número dos del Ejecutivo, "dentro de la política migratoria de la Unión Europea" se ha procedido a "activar" un acuerdo bilateral firmado con Marruecos en el año 1992 "para no consentir de ninguna manera la inseguridad de las fronteras" ni "el riesgo" de los agentes que están allí. Se trata de un pacto de readmisión de extranjeros que permite que se proceda a la devolución de las personas que entran de manera irregular a territorio español a través de las fronteras con Marruecos.


Calvo ha hecho hincapié en los "hechos violentos" que acontecieron el pasado miércoles en Ceuta durante el salto a la valla.


"Se lanzaron sustancias que han provocado lesiones a algunos miembros de la Guardia Civil", ha dicho, en referencia los utensilios utilizados por los migrantes para poder ejecutar el salto y evitar a los agentes que custodian el vallado, a los que ha agradecido su profesionalidad.


Según la Guardia Civil, los migrantes lanzaron contra los agentes "excrementos, cal vida y ácidos", entre otros elementos, y siete de ellos resultaron heridos. "Es una situación que no vamos a consentir", ha recalcado Calvo.


La vicepresidenta ha subrayado que la situación legal de estos migrantes que "asaltan" la valla fronteriza es "completamente distinta" a las de las personas que son rescatadas en el mar en el marco de una acción humanitaria. En este sentido, ha incidido en que el Gobierno de Pedro Sánchez ha "dado pruebas suficientes" de su compromiso con los derechos humanos y con la seguridad en las fronteras.


ATENDIDOS "UNO A UNO, CON TODAS LAS GARANTÍAS"


Respecto a los 116 migrantes que fueron expulsados a Marruecos, la vicepresidenta ha afirmado que "han sido atendidos jurídicamente uno a uno, con todas las garantías propias de un Estado de Derecho". 


Según ha manifestado, a todos se les informó de sus derechos y tuvieron un procedimiento de identificación "particularizado". Por otro lado, ha declarado que los dos menores extranjeros no acompañados que saltaron están en España y recibirán la atención que "corresponde".


Calvo ha confirmado que, según le consta al Gobierno, "ninguno de ellos" pidió asilo en España. "Nos hemos movido estrictamente en el marco de la legalidad internacional", ha defendido, para después reivindicar el acuerdo bilateral con Marruecos.


"Lo hemos activado en esta oportunidad", ha afirmado, recalcando las "buenas relaciones" actuales con el país vecino Marruecos y aseverando que ha sido utilizado "en otras ocasiones".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH