Kilian Jornet abandona el Ultra Trail del Mont-Blanc por una picadura de abeja

|

Kilian jornet ep

El atleta Kilian Jornet en el Pirineo (Europa Press)


A pesar de ser el favorito para imponerse por cuarta vez en el Ultra Trail del Mont-Blanc, la supercarrera de montaña de 171 kilómetros y 10.000 metros de cuestas, pasadas las cinco y media de esta madrugada Kilian Jornet ha tenido que decir basta. Su abandono, en el kilómetro 92, se debe a las secuelas de una picadura de abeja.


Según cuenta la crónica de ‘La Vanguardia’, tres horas antes de la salida, una abeja le picó en el pie, en Chamonix. “Soy alérgico y mi pie empezó a reaccionar. Arnaud, el fisioterapeuta llamó al doctor y buscamos una solución para poder correr. Tomé medicinas, que no están en la lista Wada (de sustancias prohibidas), para evitar males mayores”, detalla Jornet, de 30 años. El objetivo era reducir la inflamación para poder ponerse el calzado y amortiguar el dolor.


El remedio funcionó, al principio. Kilian salió ayer a la seis de la tarde de Chamonix, junto con otros 2.500 corredores. Y se mantuvo durante la primera parte del recorrido en el pelotón de cabeza con los norteamericanos Jim Walmsley y Zach Miller, oscilando entre la segunda y tercera posición. Todo hacía suponer que tenía la carrera controlada.


A medida que iba sumando kilómetros las molestias se incrementaban. De hecho, relata que desde el principio sentía dolor en el estómago y una sensación extraña en el pecho. “Tenía problemas menores (vómitos quizás del veneno -de la picadura- o de la medicación) pero no me afectaron demasiado hasta la cuesta después de Courmayeur (km 78), cuando tuve una fuerte reacción alérgica con dificultades para respirar, náuseas y dolor en el pecho”.


En esos momentos, volvió a tomar medicamentos pero se dio cuenta que la reacción era demasiado grave para seguir adelante. La prudencia recomendaba dejarlo. En la montaña siempre es mejor un abandono a tiempo que arriesgarse a que las cosas se pongan peor.


Destacando la parte positiva de esta experiencia, el atleta escribía que en el descenso en Val Ferret disfrutó “de las vistas de la cara sur de las Jorasses y del Mont Blanc, iluminado por la bella luz roja de la luna”. A pesar del mal trago, confirma que sus planes son acudir a su próxima cita, la Glen Coe Skyline en Escocia.


La buena noticia es que el catalán Jordi Gamito se mantenía, en el kilómetro 145, en la tercera posición, detrás del francés Xavier Thevenard, en cabeza, y del rumano Robert Hajnal. También cabe lamenta el abandono de Luis Alberto Hernando, en Courmayeur (km 78). En féminas, las italianas Katia Fori y Francesca Canepa lideran la prueba y en tercera posición destaca la vasca Uxue Fraile. Pero, en el UTMB, las cosas pueden cambiar en cualquier momento.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH