lunes, 16 de septiembre de 2019

Marlaska concede la medalla al mérito al jefe policial del 1-O

|

Fernando grande marlaska congreso ministro interior 10092018


El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska ha firmado la propuesta para conceder la medalla al mérito policial con distintivo rojo al al que fue el jefe de la Policía en Catalunya durante el dispositivo del 1-O, el comisario ya jubilado Sebastián Trapote.


Los premiados con las medallas con distintivo blanco, para aquellos ajenos a la Policía y que no conlleva compesación económica, figuran como otros años diferentes autoridades del mundo judicial, entre ellos el teniente fiscal de la Fiscalía Superior de Catalunya, Pedro Javier Ariche Axpe, que fue promocionado desde la Fiscalía de Barcelona el pasado mes de mayo.


Se premia igualmente con una 'blanca' a diferentes jueces, entre ellos Rosa María Freire Pérez, la instructora del caso de los ordenadores del extesorero del PP Luis Bárcenas.


Figuran en la lista otros magistrados como José Julián García de Eulate López, titular del Juzgado de instrucción 30 de Barcelona, así como los fiscales José Miguel Alonso Carbajo (Especial de Corrupción y Crimen Organizado), Ignacio Miguel Lucas Martín (Antidroga de la Audiencia Nacional) y Ana Belén Gil Muñoz (de la Provincial de Barcelona).


La Policía ha reservado una medalla roja para una persona ajena a la Corporación, que también pertenece al mundo de la judicatura: se trata Jesús Alonso, fiscal jefe en la Audiencia Nacional.


DISTINTIVO ROJO


La orden general de la Policía publica este viernes la resolución por la que Marlaska concede estas condecoraciones que en el pasado han sido objeto de polémica al cuestionar algunos sectores policiales su arbitrariedad.


Una de las cuestiones que se denuncia es que estas cruces al mérito policial se entreguen de acuerdo a la Ley de Condecoraciones Policiales, en vigor desde 1964, antes de la aprobación de la Constitución.


En la lista figura Alfonso Cid Alguacil, comisario principal en Alicante que es cuestionado por parte de su plantilla y algunos sindicatos policiales.


La norma establece que para ser merecedor de la 'roja', que conlleva una pensión vitalicia equivalente al 10% del sueldo base, el beneficiario debe haber resultado herido en acto de servicio o realice un hecho que ponga de manifiesto un alto valor en el funcionario.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH