viernes, 24 de septiembre de 2021

Los barcelonistas no independentistas quieren una grada sin esteladas y que vuelva el azul y grana

|

Campnou estelades

La grada del Camp Nou exhibe las esteladas (Europa Press)


La grada del Camp Nou aparecerá este domingo repleta de banderas esteladas y en el minuto 17.14 se escuchará, alto y claro, el canto por la independencia. Este domingo, seguramente, con mayor estruendo ya que el Barça se enfrenta al Girona y sus aficiones aunarán sus voces.


No obstante, el alud sonoro destaca sobre el silencio de una buena parte del público que asiste a los partidos. Algo que se refleja también en la calle desde hace años. “Parece que todo el campo grita independencia, y, en realidad, a lo mejor son 30.000. Se piensa que es todo el barcelonismo, pero no es verdad, y lo puedes comprobar si estás allí. Es mucha gente, pero no toda la gente", señala Sixto Cadenas, socio del Barça y portavoz de 'Blaugrana al vent', una asociación que busca despolitizar el club y que promueve que el campo se llene de banderas con los colores de la camiseta del equipo, azul y grana.


‘BLAUGRANA AL VENT’ BUSCA DESPOLITIZAR LA GRADA


Las sanciones de UEFA por la exhibición de esteladas en la grada indignaron a buena parte de los socios y aficionados que no comparten los deseos secesionistas. También muestran su rechazo al uso que se ha hecho del club por un movimiento concreto, y cómo Òmnium y la ANC forzaban que el club se implicase en esas estructuras de Estado para potenciarlo.


"Nosotros nacemos con una razón propia, porque lo dice el himno, somos un club plural, no todos somos independentistas, esa es la idea. Por eso salimos a la palestra, recordando que la bandera de todos es la blaugrana", explica Cadenas.


Según cuenta el diario digital ‘El Confidencial’, el Barcelona, mucho más que otros clubes, ha jugado siempre a la política. O, más que eso, a la sociedad, es una institución importante en su ciudad y su autonomía, tiene un papel que va más allá del fútbol, una posición llevada a gala durante mucho tiempo alrededor de una frase implacable: 'més que un club'. En esa frase los aficionados vuelcan su idea del equipo, reivindicativo, diferente, quizá catalanista, desde luego no como los demás. "Es un mantra que se utiliza con cierta perversión. Es verdad que el club tuvo en algún momento protagonismo político durante el franquismo, pero una vez se recuperó la democracia, esa parte dejó de tener sentido", considera Cadenas.


Así, ese 'més que un club' tiene más que ver con iniciativas como la de brindarle la publicidad a UNICEF que con otra cosa. "Algunos quieren verlo como una opción política, pero los valores del club están recogidos en la web y no tienen que ver con eso, son respeto, esfuerzo, ambición, trabajo en equipo y humildad", asegura Sixto Cadenas.


‘UN CRIT VALENT’, A FAVOR DEL 'PROCÉS'


Por supuesto, una parte de la afición sí interpreta el ‘més que un club’ como la tribuna idónea desde donde hacerse oír. Jordi Medina, desde la asociación ‘Un crit valent’ así lo argumenta: "El Barcelona es un club muy importante, de fútbol, sí, pero tiene un perfil social muy importante. Hoy en día se vive en Cataluña una época excepcional en la que ambos lados han incorporado mucha gente y se expresan de una manera más extrema, siempre sin violencia, que no la hubo ni la habrá".


"Nosotros tenemos claro que el Barça, evidentemente, es un club catalán, que históricamente ha tenido un posicionamiento muy claro al tema del catalanismo y las libertades”, define el que fuera candidato a presidir el club. “No hay un posicionamiento oficial, pero nosotros pensamos primero en la libertad de expresión, cada uno puede tener su opinión política, nuestro grupo tiene un posicionamiento mayoritario a favor del 'procés', sin ningún problema, también sin acritud", asegura Medina.


‘Un crit valent’ entiende como algo natural que la grada se impregne de política. "Hay voces a favor de la libertad, que no en contra de nadie, eso forma parte de la libertad de sus socios".


BARTOMEU NO LO TIENE FÁCIL


A pesar de sus distintos puntos de vista, ambas asociaciones coinciden en asuntos como admitir la complicada situación de Josep Maria Bartomeu: “Es verdad que el clima político ha sido brutal, la presión que ha tenido Bartomeu no la ha tenido ningún presidente en la historia, y en ocasiones ha tenido que significarse con el independentismo, más por fruto de esas presiones, pero eso no le justifica", entiende Sixto Cadenas, que además de en 'Blaugrana al vent' forma parte de Societat Civil Catalana.


Para Medina, de ‘Un crit valent’, Bartomeu “es el presidente de un club deportivo, con una historia, con un posicionamiento clarísimo, ya durante el franquismo, pero dentro del club hay 150.000 socios y hay muchos por la independencia, pero muchos que no, o que son apolíticos o tienen simpatía por otras opciones. No es una postura fácil". Y entiende que aunque el club no ha tenido un posicionamiento político claro sí ha emitido comunicados a favor del derecho a decidir: “Es que hay un 80% de catalanes a favor de un referéndum acordado, una mayoría aplastante por el derecho a decidir".


LOS QUE NO SON DE BARCELONA


Hay otro fenómeno que surge, o se acrecienta, por lo que pasa en la grada: ¿qué piensan los aficionados del Barcelona que no son de Barcelona? "Conocemos gente que se ha marchado, claro, gente como Carlos Herrera, por hablar de uno mediático, que han abandonado el sentimiento barcelonista por el uso político del club. También hay que pensar que hay peñas por todas partes, muchas no se definen porque tampoco quieren problemas. En Valladolid hay cuatro o cinco peñas del Barça, es absurdo pensar que son independentistas, y es que el Barça es universal", dice Cadenas.


También la internacionalización conlleva una grada algo diferente, y es el propio Medina, cercano a las tesis del 'procés', quien lo señala. "Con el tema del 'seient lliure' --los abonados ceden su localidad a cambio de dinero y el club pone a la venta esos lugares-- el Camp Nou se ha llenado de extranjeros, que son ajenos absolutamente a esta cuestión. Hay cada semana 20.000 o 30.000 abonos que se ponen a la venta, están ahí pasando el día y casi no saben ni lo que están viendo. Yo soy tradicional y clásico, pero son los tiempos que nos toca vivir".


UN SOLO HIMNO


La coincidencia, en un ámbito, es completa. Ambos hablan del Barcelona como su club, quieren las mayores victorias y disfrutan y sufren con lo que ocurre en el campo. Cuando se salta la valla, sin embargo, las visiones son dispares. Es curioso, ambos colectivos, cuando tuvieron que escoger un nombre, tiraron de lo obvio el himno. Cada uno un verso: "Blaugrana al vent" y "Un crit valent", dos frases que corren juntas en la misma estrofa, que se recitan una detrás de otra cuando el cántico, que a todos une, suena en el Camp Nou. Es una representación más del club. Todos están bajo el mismo paraguas, pero las formas de ver el mismo fenómeno son de lo más diversas.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH