Torra exige destituir a Llarena

|

Torra Talamanca


Las reuniones bilaterales entre Gobierno y Generalitat parece beneficiar a ambas partes. Torra puede lanzar mensajes independentistas con un nivel menor de agresividad -en ocasiones y con rectificaciones- y Sánchez y su ejecutiva tiene el apoyo de los nacionalistas pese a las filtraciones aparecidas estos últimos días que afectan a la ministra de Justicia y al responsable de Ciencia.


Lo sorprendente, por eso, son las nuevas revelaciones que han aparecido sobre los asuntos que se han solicitado en la reunión mantenida a finales de julio en Barcelona donde participaron Carmen Calvo y Meritxell Batet por parte del Ejecutivo central y Elsa Artadi, Ernest Maragall y el propio president Quim Torra por parte del Govern.


Parece ser que durante este encuentro que tuvo lugar en tierras catalanas, Torra se habría atrevido a pedir la cabeza del juez del Tribunal Supremo que lleva las causas contra los políticos independentistas, Pablo Llarena.


Según ha revelado El Confidencial Digital, el presidente catalán considera un obstáculo las decisiones tomadas por el juez del Alto Tribunal por la encarcelación de los líderes independentistas que impide que éstos puedan formar parte del Gobierno y ocupar su escaño en el Parlament.


Ante semejante petición, la propia vicepresidente Calvo  y la socialista catalana Batet se mostraron claramente sorprendidas de esta petición que supone la interferencia entre poderes, imposible en un régimen que se llama democrático. 


Las ministras, obviamente no accedieron para nada a esta petición que no sólo supone saltarse de nuevo la constituación, romper la separación de poderes y que sólo provocaría más indignación entre la ciudadanía por saltrase todas las leyes democráticas.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH