El espíritu parisino de Montmartre llega al CaixaForum

|

Montmartre en CaixaForum

Exposición ‘Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre’


La eclosión artística y "radical y revolucionaria" del barrio parisino de Montmartre protagoniza en el CaixaForum de Barcelona la exposición 'Toulouse-Lautrec y el Espíritu de Montmartre', que podrá verse hasta el 20 de enero, y que pone de manifiesto la conquista de la libertad frente a las convenciones por parte de un colectivo de artistas integrado por grandes nombres.


Viajando al París de 1880, la exposición cuenta con 345 obras -entre pinturas, dibujos, grabados, esculturas, diarios, carteles, fotografías y objetos de época- procedentes de colecciones de todo el mundo, ilustrando el intercambio que se produjo entre una veintena de artistas.


Entre esta veintena se encuentran obras -61- de Henri de Toulouse-Lautrec, Vincent Van Gogh, Pablo Picasso, Henri Rivière, Jules Chéret, Édouard Manet y Théophile Alexandre Steinlein, Louis Anquetin y Pierre Bonnard, entre otros, que antes no habían dialogado entre ellas.


El comisario, Phillip Dennis Cate, ha explicado en rueda de prensa este miércoles que era importante incluir a Toulouse-Lautrec porque formó parte del espíritu del barrio, y todo el mundo le conoce, de modo que era una buena introducción y gancho para el público general: "Después, vienes a la exposición y descubres a muchos otros artistas que no conocías antes".


ARTISTAS


Ha subrayado que hubo una interrelación entre escritores, poetas y artistas, viviendo en una comunidad situada en torno al cabaret Le Chat Noir, que influyó en los cabarets de Barcelona, Nueva York, Berlín y Londres: "Todos bebían de las fuentes de Le Chat Noir, muy famoso por el teatro de sombras".


Ha recordado que éste precedió a la creación del cine como forma más sofisticada del audiovisual, y que los cabarets y las sombras chinas influyeron a muchos artistas en la composición de figuras, de modo que fueron una "fuente de inspiración" de muchos artistas.


La vanguardia llegada a París se vio influida por estos artistas evolucionando en sus propias formas durante el siglo XX: "El siglo XX le debe mucho a Montmartre", ha destacado, ya que nada era sagrado para estos artistas, denominados a sí mismo incoherentes.


Como temas, la exposición aborda desde la pobreza en la calle, la rebelión, las prostitutas, el papel de la mujer, la vida nocturna, la fascinación por el teatro, las sombras chinas, hasta las enfermedades de transmisión sexual, retratando los desafíos de los años 1880 y 1890 que dieron lugar a una sociedad contemporánea gracias a un espíritu de "revolución e independencia".


Como germen de esta eclosión, el comisario ha detallado que el barrio era entonces un municipio independiente, barato y que hacía muy fácil estar cerca de París, aparte de darse una efervescencia de creatividad en torno al cabaret Le Chat Noir, que generó una comunidad artística.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH