Buch y Lloveras declaran ante el juez que no desobedecieron al pedir el apoyo de los alcaldes el 1-O

|

Miquel Buch y Neus Lloveras



El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, y la alcaldesa de Vilanova i la Geltrú, Neus Lloveras, han defendido este martes ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que no desobedecieron al Tribunal Constitucional porque el correo que enviaron pidiendo el apoyo de los alcaldes al 1-O fue previo a la suspensión del referéndum por parte del alto tribunal y que solo hicieron recomendaciones y nunca dieron órdenes a los alcaldes.


En declaraciones a los medios, Lloveras ha asegurado que la Asociación de Municipios Independientes (AMI) y la Asociación Catalana de Municipios (ACM) son espacios de debate político y que, con los correos que están bajo sospecha en la causa, se limitaban a "hacer política", expresar opiniones y voluntades, y posicionarse sobre temas de actualidad.


Lloveras ha recordado que sobre los tres correos electrónicos enviados por ella cuando era presidenta de la AMI, el 6 de septiembre, el 10 y el 12, ya fue interrogada en el Tribunal Supremo y la causa contra ella se sobreseyó, por lo que ha confiado en que el procedimiento no prospere y se archive.


Los dos políticos han declarado este martes como investigados por un delito de desobediencia ante el TSJC a raíz de una querella de la Fiscalía que se centraba en el envío de tres correos electrónicos, presentada a finales de septiembre de 2017.


Buch ha explicado a los medios que con el correo se limitaron a informar a los ayuntamientos de la actividad legislativa del Parlament, de que había una nueva ley y un nuevo decreto, y ha valorado: "Estamos convencidos de lo que hicimos y de que no cometimos ningún delito".


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH